Canino Dermatitis Atópica Dermatitis Atópica Merck Veterinario, dermatitis alérgica canina manual.

Canino Dermatitis Atópica Dermatitis Atópica Merck Veterinario, dermatitis alérgica canina manual.

Hallazgos clínicos

Diagnóstico

El diagnóstico es difícil y se basa en signalment, signos clínicos, y la historia de la enfermedad y no en pruebas de laboratorio. Los estudios prospectivos han puesto de manifiesto las siguientes características clínicas compatibles con el diagnóstico de la EA: inicio de los signos clínicos antes de 3 años de edad, los perros que viven en su mayoría en el interior, prurito glucocorticoides sensible, prurito sin lesiones en la piel, patas delanteras afectadas, pabellones auriculares oído afectado, no afectado márgenes del oído, y las zonas no afectadas dorsolumbosacral. Estos signos clínicos pueden solaparse con otras enfermedades, por lo que los parásitos, sobrecrecimiento microbiano pruriginosa, alergia a los alimentos, y deben ser excluidos alergia a las pulgas. Las pruebas de alergia (intradérmica o serológica) es una herramienta de diagnóstico que mide el aumento de los niveles de tejido de ruedas o IgE circulante; solo, no es diagnóstico sino que refleja la exposición. La razón principal para perseguir intradérmica o pruebas de alergia serológico es identificar los alérgenos ofensivos en un animal individual y la formulación de la inmunoterapia específica. Los resultados del ensayo son significativas sólo si los alérgenos ofensivos identificados son compatibles con la historia o la estacionalidad del prurito. Los animales con signos clínicos clásicos, pero las pruebas de alergia negativas se dan el diagnóstico de la ALD. La inmunoterapia sería difícil, si no imposible, en estos animales.

Tratamiento

EA y EAL no se pueden curar. La educación del cliente es importante, porque se trata de una enfermedad crónica que requiere tratamiento de por vida y los controles periódicos de los progresos. Las opciones de manejo dependen de la gravedad de los signos clínicos y si el prurito es estacional o durante todo el año.

La evitación de alergenos: Esto puede ser la mejor opción, pero es difícil, si no imposible, para hacer menos un alérgeno específico puede ser identificado.

Alivio del prurito: Por definición, se trata de una enfermedad de la piel pruriginosa; picor puede aliviarse mediante fármacos antipruriginosos solos o en combinación con inmunoterapia específica de alérgeno (SAIC [ver más abajo]).

Baño e higiene capa: baña perros con EA pueden disminuir el prurito. En perros con un historial de erupciones debido a la proliferación microbiana, el uso rutinario de champús antimicrobianos puede ser de beneficio. Excepto por el uso de champús que contienen lípidos, no hay pruebas del beneficio de champús o acondicionadores que contienen harina de avena, pramoxina, antihistamínicos o corticosteroides.

Reconocimiento y control de los factores llamarada: Una recaída de los signos clínicos en un perro que está por lo demás bien controlados se debería realizar una investigación sobre la causa de la exacerbación de prurito. factores brotes reconocidos incluyen, pero no se limitan a alérgenos ambientales, las pulgas, los alimentos y, crecimiento excesivo microbiana secundaria, y la mala higiene capa. Estos deben ser investigados antes de usar medicamentos antipruriginosos sistémicos.

fármacos antipruriginosos para la EA crónica: opiniones sistémicos de los ensayos clínicos no han demostrado de manera concluyente que los ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 por sí solas son propensos a reducir el prurito. El uso puede ayudar a mejorar la calidad del pelaje. La ciclosporina puede proporcionar un alivio similar a la observada con glucocorticoides. Una informado de una reducción del 50% en el prurito en el 70% de los perros con EA dada la ciclosporina A es paralelo a la respuesta observada con glucocorticoides, pero con menos efectos adversos. Algunos animales pueden mantenerse cómodamente con este fármaco solo. La pomada de tacrolimus proporciona un beneficio en animales con lesiones más localizadas. Sin embargo, los fármacos de esta categoría tienden a ser más caros que otros tratamientos sintomáticos. Otra opción es oclacitinib (un inhibidor de quinasa Janus), que ha demostrado ser seguro y eficaz en el control de prurito.

inmunoterapia:

protocolos de alérgenos variar, pero generalmente tienen períodos de inducción y mantenimiento. Durante el período de inducción, la dosis de alergeno aumenta gradualmente hasta que se alcanza una dosis de mantenimiento arbitraria. Una vez que se da la dosis máxima, se continúa este nivel de mantenimiento. El intervalo entre dosis de mantenimiento puede variar de 3–4 días a 3 semanas. Los ajustes en el intervalo se basan en la respuesta del animal. Se recomienda a los propietarios que no esperen mucha respuesta durante 6 meses y se les pide que se comprometan a al menos 1 año de terapia antes de decidir la utilidad de la inmunoterapia. La mejor evaluación de la respuesta es comparar el grado de enfermedad o malestar entre las estaciones similares.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...