hipertensión cardiaca, hipertensión cardiaca.

hipertensión cardiaca, hipertensión cardiaca.

Definición y etiología

La presión arterial normal u óptimo (BP) se define como el nivel por encima del cual se produce el daño vascular mínimo. Existe una relación continua, consistente e independiente entre PA elevada y el riesgo de eventos cardiovasculares. Esto se demostró claramente en un meta-análisis que incluyó 1.000.000 de individuos sin antecedentes de enfermedad vascular. Entre este grupo, en 12,7 millones de años-persona en situación de riesgo, había alrededor de 56.000 muertes clasificadas como de origen vascular (ACV 12000, 34000 cardiopatía isquémica, y 10000 “otra vascular”) Y otros 66000 muertes en edades 40-89 años. 1 Los resultados de este estudio demostraron que un nivel de PA inferiores a 115/75 mmHg parece definir mejor óptimo de la PA. 1 De acuerdo con el Comité Nacional Conjunto 7 (JNC 7), la hipertensión sistólica se define como la oficina del médico del nivel de la PA GE; 140 mmHg y diastólica de GE; 90 mmHg. La JNC 7 define PA normal como la PA sistólica lt; 120 mmHg y diastólica lt; 80 mmHg. La zona gris entre la PA sistólica de 120-139 mm Hg y diastólica de 80-89 mmHg se define como “prehipertensión.” 2

Prevalencia y factores de riesgo

Uno de cada 3 estadounidenses mayores de 18 años sufre de hipertensión. La prevalencia es mayor entre las personas de mayor edad, las mujeres y los negros no hispanos. A pesar del aumento de la prevalencia, los últimos datos de la Encuesta de Examen de Salud y Nutrición Nacional (NHANES) demuestran una mejora en el control de la presión arterial (50%) entre los estadounidenses con hipertensión. 3 Sin embargo, la tasa de control de la presión arterial permanece subóptimo en personas que tienen trastornos comórbidos graves como la enfermedad renal crónica. En un estudio de pacientes con enfermedad renal crónica, se encontró control de la PA a ser sólo un 13,2%. 4 A nivel global, la hipertensión es un problema mayor, con el 13,5% de todas las muertes atribuidas a las enfermedades relacionadas con la PA. Los individuos en los niveles económicos inferiores se ven desproporcionadamente afectados por la hipertensión. 5

Fisiopatología y la historia natural

Además, se han identificado varias nuevas condiciones que pueden causar hipertensión. El síndrome metabólico, con resistencia a la insulina y la elevación en los niveles de insulina, conduce a un aumento de la actividad simpática y la hipertensión. En los pacientes con apnea obstructiva del sueño, la activación de los sistemas simpático y renina angiotensina ha sido definida como un posible mecanismo para la elevación de la presión arterial.

Diagnóstico

Oficina de medición de la presión arterial

La medición cuidadosa de la presión arterial debe ser una parte integral de cualquier examen físico en el consultorio de un médico. Debido a imprecisiones en la medición de la presión arterial pueden ocurrir con frecuencia en la práctica clínica, las siguientes pautas deben seguirse cuando se mide la PA de un paciente. 9 El paciente debe estar sentado cómodamente con la espalda apoyada y la parte superior del brazo desnudo, sin ropa ajustada. Las patas no deben ser cruzadas. El brazo se debe apoyar en el nivel del corazón, y la vejiga del manguito BP debe rodear al menos 80% de la circunferencia del brazo. El dispositivo de medición de la presión arterial debe ser desinflado a razón de 2 a 3 mm / seg, y el primer y último sonidos audibles debe ser tomado como la presión sistólica y diastólica, respectivamente. Ni el paciente ni el observador deben hablar durante la medición.

Monitoreo ambulatorio de presión sanguínea

Además de las mediciones de PA de oficina, 24 horas de seguimiento y monitorización ambulatoria casa BP ahora son métodos aceptables para la evaluación de BP más exhaustiva sobre una base individual. Una media (promedio) 24 horas de BP ge; 130/80 mmHg se considera como presión arterial elevada. 9

Los patrones de la presión arterial

Con base en el monitoreo ambulatorio de BP y de la oficina de la PA de 24 horas, 4 patrones de BP se han descrito (Figura 1).

Inicio medirse la presión arterial

Estas directrices hogar de medición BP recomiendan que un dispositivo validado ser utilizado para medir la PA en casa. mediciones de la presión arterial que utilizan estos dispositivos validados deben tomarse antes de una visita al consultorio, con al menos 2 de la mañana y 2 por la noche lecturas todos los días durante 1 semana (pero descartando las lecturas del primer día), lo que da un total de 12 lecturas de BP más de una semana , en base al cual las decisiones clínicas se pueden hacer. La hipertensión se define como una presión media casa de sangre ge; 135/85 mmHg. control de la presión arterial en el hogar ofrece una alternativa de bajo costo para monitorización ambulatoria de 24 horas que aún no está ampliamente disponible. Uno de los principales inconvenientes en la medición de la presión arterial en el hogar, en comparación con las 24 horas monitorización ambulatoria, es que la presión arterial de tiempo del sueño no pueden ser registrados y, por tanto, no se alcanzarán los pacientes con patrón de inmersión anormal de la presión arterial y la hipertensión nocturna.

La medición de la presión arterial central

Las medidas de la rigidez arterial, tales como velocidad de la onda de presión arterial y el pulso (aórtica) central (VOP) ahora se pueden medir de forma no invasiva en un ambulatorio. Los datos preliminares de los estudios clínicos indican que estas medidas de la rigidez arterial pueden proporcionar mejores índices pronósticos y dianas terapéuticas en los pacientes hipertensos. 15,16 ensayos de intervención, que permitan potenciar el valor potencial de tratar a un objetivo predefinido presión arterial central para una presión arterial braquial dado clarificará la utilidad de estas medidas en el futuro manejo clínico de la hipertensión. Directrices de la Sociedad Europea de Hipertensión han incorporado medición de la VOP para la estratificación del riesgo de los pacientes con hipertensión.

Pruebas de laboratorio

Tabla 1. análisis de sangre de referencia recomendados por JNC 7

Resumen

  • La técnica apropiada de medición de la PA debe ser una parte integral de la evaluación y manejo de la hipertensión.
  • registro de la presión arterial en el hogar ahora se recomienda como un método barato y preciso de medición de la presión arterial.
  • Los patrones de BP sobre la base de monitorización ambulatoria juegan un papel importante en la alteración de la terapia y los resultados.
  • El examen de laboratorio ayuda a estratificar a los pacientes que van a necesitar una evaluación más extensa y una terapia agresiva.

Tratamiento

Tabla 3: Clasificación de la presión arterial (PA)

PA sistólica (mmHg)

Sobre la base de JNC 7, los pacientes con hipertensión sostenida se dividen además en la etapa 1 de hipertensión (presión arterial sistólica o diastólica 140-159 90-99 mmHg), la etapa 2 de la hipertensión (presión arterial sistólica GE; 160 o la diastólica GE; 100 mmHg), y los que tienen indicaciones específicas que incluyen diabetes, enfermedad cardiovascular y enfermedad renal. La JNC 7 recomienda un objetivo de presión arterial de lt; 140/90 mmHg para los pacientes con hipertensión y más intenso descenso (un objetivo de BP lt; 130/80 mmHg) en pacientes hipertensos con diabetes o enfermedad renal. En los últimos años, sin embargo, grandes ensayos clínicos realizados en pacientes con enfermedad renal y la diabetes no han podido demostrar un beneficio claro con el control de la presión arterial intensa.

Los datos de ensayos clínicos publicados después del lanzamiento del JNC 7 se han proporcionado nueva información que probablemente se trata en JNC 8. La hipertensión en el Ensayo de edad muy avanzada (HYVET) juicio es el primer estudio que demuestra claramente los beneficios de la terapia antihipertensiva en pacientes ancianos con hipertensión. 18 En este estudio, la reducción de la presión arterial en pacientes con hipertensión (edad media de 84 años) redujo el riesgo de derrame cerebral y la mortalidad por cualquier causa. En el AASK, no hay ningún beneficio asociado con la reducción intensa presión arterial en pacientes hipertensos con enfermedad renal. 19 Se observaron resultados similares en pacientes hipertensos con diabetes que fueron tratados con los objetivos de presión arterial por debajo de lo convencional, en la Acción para Controlar el Riesgo Cardiovascular en la Diabetes Trial (ACCORD). 20

La modificación del estilo de vida

Educar a los pacientes sobre la importancia de las intervenciones no farmacológicas para el control efectivo de BP es un componente importante de reducir el riesgo cardiovascular en la población general. Esto es particularmente cierto para el pre-hipertensiva y paciente hipertenso. Sin embargo, se necesitan esfuerzos agresivos para asegurar una adherencia óptima a estas recomendaciones.

modificaciones de estilo de vida incluyen limitar el consumo de alcohol, el aumento de la actividad física y la reducción de la ingesta de sodio a lt; 6 g de cloruro de sodio por día. Los resultados de largo plazo de seguimiento de los ensayos de prevención de la hipertensión estudio (TOHP) demostraron que los pacientes que fueron asignados aleatoriamente a una dieta baja en sal (sodio lt; 1.800 mg / 24 h) tenían una reducción del riesgo del 25% de los eventos cardiovasculares. 21

La reducción de peso de tan poco como 10 a 12 libras en un paciente hipertenso obeso puede tener un efecto considerable en la presión arterial elevada. Apropiada asesoramiento nutricional puede animar a una dieta con la grasa total reducido y la ingesta de colesterol, además de proporcionar una ingesta diaria adecuada de potasio, calcio, y magnesio. Los Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión (DASH) juicio ha proporcionado datos importantes que una dieta rica en frutas, frutos secos, verduras y productos lácteos bajos en grasa y con énfasis en el pescado y el pollo en lugar de carne roja redujeron la presión arterial incluso sin reducción de peso y fue particularmente eficaz en los que también se restringe la ingesta de cloruro de sodio. 22 Las recomendaciones dietéticas deben hacerse de forma individualizada y deben estar bien apoyadas con los continuos esfuerzos educativos y de orientación. El consumo de cigarrillos es un acelerador reconocido de la enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, dejar de fumar debería animar a todos los pacientes, y la educación, el asesoramiento y la medicación debe proporcionarse según sea necesario.

La Tabla 4 incluye modificaciones de estilo de vida para los que están disponibles para apoyar reducciones de la PA de datos basados ​​en la evidencia. Los efectos de la aplicación de estas modificaciones son ambos dependientes de la dosis y el tiempo dependiente y podrían ser mayores para algunos pacientes. Además, una combinación de 2 o más modificaciones de estilo de vida pueden ayudar a los pacientes a lograr resultados aún mejores. modificaciones de estilo de vida no sólo reducen la PA sino también mejorar la eficacia de los fármacos antihipertensivos y disminuyen el riesgo cardiovascular.

Tabla 4: Estilo de Vida modificaciones para controlar la hipertensión. *†2

IECA, convertidora de la angiotensina inhibidor de la enzima; Aldo ANT, antagonista de la aldosterona; ARB, bloqueador del receptor de la angiotensina; BB, bloqueador beta; CCB, bloqueador de los canales de calcio.

Desde el lanzamiento del JNC 7, la nueva información se ha convertido en el campo de la terapia antihipertensiva. Los ensayos clínicos como Ascot y varios metaanálisis han demostrado que un beta-bloqueante no puede ser un medicamento de primera línea apropiado. Sobre la base de los resultados de estos estudios, los bloqueadores beta están indicados en general como de primera línea medicamentos anti-hipertensivos solamente en aquellos pacientes que tienen indicios convincentes cardíacos. 27

En los Evitando eventos cardiovasculares en terapia combinada en pacientes que viven con hipertensión sistólica (lograr) ensayo, que incluyó adultos hipertensos con alto riesgo de eventos cardiovasculares, los pacientes fueron asignados al azar para recibir el benazepril inhibidor de la ECA, más bien el amlodipino bloqueador de los canales de calcio o el diurético hidroclorotiazida. 28 hubo una reducción significativa en la morbilidad y mortalidad en los pacientes en el grupo de benazepril más canales de calcio en comparación con la terapia basada diurético convencional.

En el estudio ONTARGET, el tratamiento de la hipertensión en pacientes que estaban en alto riesgo de enfermedad cardiovascular con una combinación de inhibidor de ACE y ARB se asoció con eventos adversos adicionales sin beneficio adicional. 29

Resumen
  • Clasificación de la hipertensión se basa en los niveles de PA, así como las comorbilidades tales como enfermedad cardíaca, diabetes y enfermedad renal.
  • intervención de estilo de vida debe ser recomendada para los pacientes con prehipertensión y todas las etapas de la hipertensión.
  • indicios convincentes necesidad de tratamiento con medicamentos específicos.

La hipertensión secundaria

Aproximadamente el 5% de los pacientes con hipertensión tiene una etiología secundaria que conduce a una elevación de la presión arterial. En algunas condiciones, la hipertensión es potencialmente curable cuando la causa subyacente es tratada.

  • La enfermedad renal crónica (ERC): ERC es la causa más común de hipertensión secundaria. La insuficiencia renal puede empeorar el control de la presión arterial mediante la reducción de la excreción de sodio y agua, y que conduce a la sobrecarga de volumen y la hipertensión. En la modificación de la dieta en el estudio de la Enfermedad Renal (MDRD), la prevalencia de la hipertensión aumentó de forma lineal de 65% a 95% en la tasa de filtración glomerular disminuyó progresivamente hacia la enfermedad renal en etapa terminal. 30 Tanto la hipertensión y la enfermedad renal crónica se asocian de forma independiente con una mayor mortalidad cardiovascular y el efecto se amplifica en los pacientes con ERC con hipertensión.
  • enfermedad renovascular: Nueva aparición de hipertensión no controlada o empeoramiento de la hipertensión previamente bien controlada en una persona mayor aguda probablemente podría ser debido a la estenosis de la arteria renal como consecuencia de la enfermedad aterosclerótica de la arteria renal. En las mujeres jóvenes, displasia fibromuscular de las arterias renales podría conducir a la hipertensión no controlada. estenosis de la arteria renal significativa conduce a la hipoperfusión del riñón que resulta en la activación del sistema renina-angiotensina-aldosterona, que conduce a la retención de sodio y agua y el empeoramiento de control de la presión arterial. Los pacientes también pueden presentar empeoramiento agudo de la función renal, el tamaño renal asimétrica, o edema pulmonar rápido; un soplo diastólico sistólica puede ser oído por encima del epigastrio.
  • hipertensión inducida por mineralocorticoides: Una historia de hipopotasemia espontánea (potasio sérico de lt; 3 mEq / L), kaliuresis inapropiado (potasio orina de gt; 30 mEq / 24 horas), la actividad de la renina plasmática lt; 1 ng / ml / hora y la aldosterona plasmática gt; 22 ng / dl aumenta la probabilidad de aldosteronismo primario en un paciente hipertenso. Estos pacientes también pueden quejarse de calambres musculares y debilidad ante la aparición de hipopotasemia severa. En el síndrome de Cushing, la exposición prolongada al cortisol endógeno o exógeno conduce a la presión arterial elevada. Además, estos pacientes también pueden presentar cara de luna llena, prominente almohadilla de grasa supraclavicular, joroba de búfalo, obesidad troncal, y estrías de color púrpura.
  • Feocromocitoma: Estos son tumores de células cromafines que se presentan en la médula suprarrenal o ganglios simpáticos y causan el exceso de producción y secreción de catecolaminas. Los pacientes pueden presentar clínicamente con amplias fluctuaciones en la presión arterial, hipertensión sostenida, o con paroxismos bruscos de la hipertensión. Las elevaciones en la presión arterial pueden estar asociados con palpitaciones, dolor de cabeza, palidez, temblor y diaforesis.
  • La coartación de la aorta: Estos pacientes presentan retardo del impulso radiofemoral y un pulso relativamente más débil en las piernas en comparación con los brazos. Un soplo puede ser escuchado en la auscultación de la espalda.

pruebas y tratamiento de estas enfermedades el diagnóstico figuran en la Tabla 7.

Tabla 7: El tratamiento y manejo de la hipertensión secundaria

La causa de la hipertensión secundaria

La ecografía renal dúplex, TAC o angiografía por resonancia magnética, angiografía renal.

La angioplastia con balón en pacientes con fiebre aftosa; el tratamiento médico con IECA o ARA II en combinación con un diurético para el paciente con enfermedad de la arteria renal ateroesclerótica.

ECA, enzima convertidora de angiotensina; ARB, bloqueador del receptor de angiotensina (antagonista); CT, tomografía computarizada; La fiebre aftosa, la displasia fibromuscular; RM: resonancia magnética; MRI, imágenes por resonancia magnética.

Resumen
  • Una historia cuidadosa y un examen físico de los pacientes con hipertensión proporciona pistas importantes que ayudan en el diagnóstico de la hipertensión secundaria.
  • Algunas formas de hipertensión secundaria son potencialmente curable cuando la patología subyacente es tratada.

La hipertensión resistente

La hipertensión resistente (RH) se define como la presión arterial que se mantiene por encima objetivo a pesar del uso concomitante de 3 agentes antihipertensivos de diferentes clases. Idealmente, 1 de los 3 agentes debe ser un diurético y todos los agentes deben ser prescritos en cantidades de dosis óptimas. 31

Las recientes directrices de la Asociación Americana del Corazón (AHA) también incluyen los pacientes que están bien controlados, pero requieren 4 o más medicamentos como tener hipertensión resistente. Los datos recientes sugieren que la tasa de incidencia de la hipertensión resistente es del 2% en los pacientes que fueron diagnosticados recientemente con la hipertensión y la terapia que recibe. Los resultados de la encuesta NHANES revelan que la prevalencia de la hipertensión resistente en adultos en Estados Unidos es casi el 9%. Los pacientes con hipertensión resistente tienen un riesgo significativamente mayor de eventos cardiovasculares en comparación con aquellos con hipertensión no resistentes.

La hipertensión resistente se puede por lo tanto se dividen en general hipertensión pseudo-resistente y hipertensión resistente verdadera (Tabla 8). 32 Entre los pacientes con hipertensión pseudo-resistentes, la terapia antihipertensiva subóptima se ha identificado como una causa importante que conduce a la hipertensión no controlada. En el estudio ALLHAT más de 25% de los pacientes siguieron con el tratamiento sub-óptimo durante el curso del estudio, aunque sus presiones sanguíneas fueron elevados y se proporcionó la terapia anti-hipertensiva libre de costo como parte del estudio. En los pacientes con hipertensión no controlada a pesar de estar en tratamiento antihipertensivo adecuado, es importante confirmar el diagnóstico con el hogar monitorización de la PA o la medición ambulatoria de la PA de 24 horas. En una cohorte española de pacientes que fueron define como tener hipertensión resistente basado en el criterio (AHA) y la Asociación Americana del Corazón que se sometió a 24 horas de medición ambulatoria de la PA, se encontró que 37,5% de los pacientes a tener hipertensión de bata blanca.

Tabla 8. Las causas de la hipertensión resistente

Hipertensión relacionada con la etiología secundaria

Pseudo-hipertensión puede conducir a un diagnóstico falso positivo de la hipertensión resistente. En esta condición, la presión del manguito medida es inapropiada más alta que la verdadera presión arterial intra-arterial debido a la arteriosclerosis excesiva y la rigidez arterial que es común en los ancianos. Las arterias engrosadas y calcificadas que resultan de la arteriosclerosis no se comprimen adecuadamente durante el inflado del manguito de presión arterial. Actualmente no hay ningún método clínico fiable para diagnosticar o detectar esta condición.

Manejo de la hipertensión resistente incluye una historia clínica detallada, la medición precisa de BP, recomendando la ingesta de sal en la dieta más baja, y otras intervenciones de estilo de vida. Alimentos y medicamentos que interfieren con la terapia de la hipertensión o la causa elevación de la presión arterial se debe interrumpir. El tratamiento antihipertensivo debe ser optimizado. La elección y la dosis de diurético debe ser individualizada para cada paciente. Existe cierta evidencia de estudios clínicos que sugieren que la adición de un antagonista de la aldosterona a un régimen antihipertensivo existente ─ incluso en aquellos pacientes con niveles normales o bajos de aldosterona ─ mejora los niveles de presión arterial. En los pacientes con AOS y la hipertensión resistente, el tratamiento con antagonistas de la aldosterona y el soporte no invasivo positivo ventilatoria presión (VPPIN) puede mejorar el control de la presión arterial. Si se sospecha de hipertensión secundaria que debe ser investigado a fondo, como en algunos casos, como feocromocitoma o adenoma adrenal, esto puede ser de etiología curable.

Dos nuevas técnicas para el tratamiento de la hipertensión resistente que se van a someter ensayos clínicos implican la terapia de activación de los barorreceptores y denervación de la arteria renal con el fin de disminuir la presión arterial:

  • terapia de activación Baroreceptor se realiza usando un sistema de terapia de la hipertensión barorreflejo Rheos que se implanta quirúrgicamente en la región subclavicular. Los electrodos conectados a este dispositivo están unidos al cuerpo carotídeo en cada lado del cuello. La activación de barorreceptores conduce a la reducción significativa de la presión arterial. Un ensayo de fase III que evalúa este dispositivo ha arrojado resultados mixtos. A pesar de que ella se ha producido una reducción a largo plazo de la presión arterial, 2 puntos finales (sistólica aguda de respuesta de BP y de seguridad de procedimiento) no cumplieron con las expectativas pre-especificado. 34
  • El sistema de la denervación renal Symplicity utiliza un catéter para realizar la ablación por radiofrecuencia cuando se aplica al lumen de las arterias renales a través de un acceso femoral. En el estudio Symplicity HTN-1, 153 pacientes con hipertensión resistente (PA inicial de 176/98 mmHg + 17/15) fueron sometidos a una denervación simpática renal con catéter. Los pacientes experimentaron una reducción sostenida de BP con un promedio de 32/14 mmHg a 24 meses; 92% tuvo una reducción de la presión arterial en la consulta de gt; 10 mmHg y el 97% de los pacientes estaban libres de complicaciones relacionadas con el procedimiento. 35

Estas intervenciones aún no están aprobados por la FDA, pero son prometedoras para reducir la presión arterial en pacientes con hipertensión resistente.

Emergencias hipertensivas

Las emergencias hipertensivas son más comunes en pacientes con hipertensión esencial (20% -30% en los caucásicos y el 80% de los afroamericanos). Factores tales como la insuficiencia renal, la insuficiencia cardíaca, los accidentes cerebrovasculares, y la falta de adherencia a la terapia antihipertensiva se asocian con crisis hipertensiva. el consumo de drogas ilícitas es una causa importante de la crisis hipertensiva. La fisiopatología de la crisis hipertensiva sigue sin estar clara. Se ha propuesto que un aumento agudo de los factores humorales conduce a la vasoconstricción sistémica y aumento de la resistencia vascular causando la elevación de la presión arterial. Muy alta BP a su vez hace que la tensión de cizallamiento y la lesión endotelial niveles de presión arterial por lo tanto más agravantes y crisis hipertensiva. 36

Los pacientes con emergencias hipertensivas pueden presentar encefalopatía hipertensiva, hemorragia intracerebral, infarto agudo de miocardio, insuficiencia ventricular izquierda aguda con edema pulmonar, angina de pecho inestable, aneurisma disecante de aorta, o eclampsia. Cuando la evaluación de pacientes con hipertensión grave, es importante distinguir urgencia hipertensiva de emergencia hipertensiva como el plan de tratamiento se basa en el diagnóstico. Los pacientes con emergencia hipertensiva requieren BP inmediata de descenso (un 25%) en cuestión de minutos a una hora y luego gradualmente a 160/110 mmHg los próximos 2 a 6 horas con el fin de prevenir o daño a órganos diana límite. El rápido descenso de la presión arterial a niveles casi normales se evita, ya que podría conducir a la isquemia renal, cerebral y coronaria. Estos pacientes requieren un seguimiento en unidades de cuidados intensivos y los medicamentos antihipertensivos parenterales (Tabla 9). Por el contrario, para los pacientes con urgencia hipertensiva, la presión arterial se puede bajar gradualmente durante 24-48 horas.

Tabla 9. Los agentes intravenosos para hipertensos Emergencias
Resumen
  • Subyacente a la historia de la hipertensión es un factor importante en los pacientes que desarrollan una crisis hipertensiva.
  • Selección de pacientes con emergencias hipertensivas temprano e iniciar el tratamiento antihipertensivo parenteral ayuda a limitar el daño de órgano diana.
  • Demasiado rápida reducción de la PA a niveles normales en pacientes con emergencias hipertensivas debe evitarse ya que puede causar isquemia renal, cerebral y coronaria.

conclusiones

Se debe destacar que la medición exacta de la presión arterial es de fundamental importancia en el manejo de la hipertensión. También es importante identificar los factores de riesgo modificables que pueden ayudar a mejorar el control de la presión arterial y reducir el daño cardiovascular y renal. Ciertas clases de medicamentos parecen tener un efecto más beneficioso que otros en el manejo de pacientes de alto riesgo con hipertensión arterial que conduce a la recomendación de las indicaciones de peso. Por lo tanto la terapia antihipertensiva debe ser adaptado y personalizado basado en el perfil de salud de un individuo. Por ejemplo, en pacientes con hipertensión asociada con características inusuales como la aparición temprana de la hipertensión severa o características clínicas tales como palpitaciones y diaforesis, una evaluación adicional para la hipertensión secundaria se recomienda ya que estas condiciones son potencialmente curables. Por otra parte, los pacientes con hipertensión severamente elevado y con evidencia de disfunción de órganos diana o daños deben ser triaged temprano y comenzó el tratamiento antihipertensivo parenteral para disminuir la morbilidad cardiovascular y renal y la mortalidad.

referencias

  1. Lewington S, Clarke R, Qizilbash N, et al; Los estudios prospectivos Colaboración: el colesterol de la sangre y la mortalidad vascular por la edad, el sexo, y la presión arterial: Un meta-análisis de los datos individuales de 61 estudios prospectivos con 55.000 muertes vasculares. Lanceta 2002; 360 (9349): 1903-1913.
  2. AV Chobanian, Bakris GL, HR Negro, et al; Comité Nacional Conjunto sobre Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Hipertensión; Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre; Comité Nacional de la presión arterial alta Educación Programa de Coordinación: Séptimo informe del Comité Nacional Conjunto sobre Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Hipertensión Arterial. Hipertensión 2003; 42 (6): 1206-1252.
  3. Egan BM, Zhao Y, Axon RN: tendencias en la prevalencia de los Estados Unidos, conocimiento, tratamiento y control de la hipertensión, 1988-2008. JAMA 2010; 303 (20): 2043-50.
  4. Sarafidis PA, Li S, Chen SC, et al: La hipertensión conocimiento, tratamiento y control de la enfermedad renal crónica. Am J Med 2008; 121 (4): 332-340.
  5. Lawes CM, Vander Hoorn S, Rodgers A; Sociedad Internacional de Hipertensión: La carga mundial de la enfermedad de la presión arterial relacionada con el 2001. Lanceta 2008; 371 (9623): 1513-1518.
  6. RS Vasan, Beiser A, Seshadri S, et al: riesgo de por vida residual para el desarrollo de la hipertensión en mujeres de mediana edad y los hombres: El Framingham Heart Study. JAMA 2002; 287 (8): 1003-1010.
  7. Guyton AC: control de la presión arterial – papel especial de los riñones y los fluidos corporales. Ciencia 1991; 252 (5014): 1813-1816.
  8. Lifton RP, Gharavi AG, Geller DS: Mecanismos moleculares de la hipertensión humana. Celda 2001; 104 (4): 545-556.
  9. Pickering TG, Hall JE, Appel LJ, et al: Recomendaciones para la medición de la presión arterial en los seres humanos y animales de experimentación: Parte 1: medición de la presión arterial en los seres humanos: Una declaración para los profesionales de la Subcomisión de Educación Profesional y Pública del Consejo de Asociación Americana del Corazón en Investigación de la presión arterial alta. Circulación 2005; 111 (5): 697-716.
  10. Pickering TG, Davidson KW, Rafey MA, et al: hipertensión oculta: son los que tienen la oficina normal, pero la presión arterial ambulatoria elevada en riesgo? J Hypertens 2002; 20 (Suppl 4) S176.
  11. Verdecchia P, Reboldi GP, Angeli F, et al: a corto y largo plazo la incidencia de accidente cerebrovascular en la hipertensión de bata blanca. Hipertensión 2005; 45 (2): 203-208.
  12. Inoue R, T Ohkubo, Kikuya M, et al: La predicción de accidente cerebrovascular usando 4 índices de monitoreo ambulatorio de la presión arterial derivada de la presión arterial: El estudio Ohasama. Hipertensión 2006; 48 (5): 877-882.
  13. Pogue V, M Rahman, Phillips R, et al: estimaciones dispares de control de la hipertensión a partir de mediciones de presión arterial ambulatoria y clínica en la enfermedad renal hipertensiva. Hipertensión. 2009; 53 (1): 20-27.
  14. Pickering TG, Miller NH, Ogedegbe G, et al: Asociación Americana del Corazón; Sociedad Americana de Hipertensión; Preventiva Asociación de Enfermeras Cardiovasculares: Llamada a la acción sobre el uso y el reembolso de este tipo de vigilancia: Una declaración científica conjunta de la American Heart Association, American Society of Hypertension, y la Asociación de Enfermeras de prevención cardiovascular. Hipertensión 2008; 52 (1): 10-29.
  15. Williams B, Lacy PS, Thom SM, et al; Los investigadores CAFE; Anglo-Scandinavian Cardiac Outcomes investigadores del ensayo; Comité de Dirección y el Comité de Redacción CAFE: Impacto diferencial de los medicamentos para bajar la presión de la sangre en la presión aórtica central y los resultados clínicos: Los principales resultados del estudio Conduit Arteria función de evaluación (CAFE). Circulación 2006; 113 (9): 1213-1225.
  16. Am J Cardiol 2005; 96 (5A): 39F-44F.
  17. Mancia G, De Backer G, Dominiczak A, et al; Grupo de Trabajo de ESH-ESC para el tratamiento de la hipertensión arterial: 2007 Guía de práctica ESH-ESC para el manejo de la hipertensión arterial. J Hypertens 2007; 25 (9): 1751-1762.
  18. Beckett NS, R Peters, Fletcher AE, et al: El tratamiento de la hipertensión en pacientes de 80 años de edad o más. N Engl J Med 2008; 358 (18): 1887-1898.
  19. Appel LJ, Wright JT Jr, Greene T, et al: El control de la presión arterial intensivo en la enfermedad renal crónica hipertensiva. N Engl J Med 2010; 363 (10): 918-929.
  20. El Grupo de Estudio ACCORD: Efectos del control de la presión arterial intensiva en diabetes mellitus tipo 2. N Engl J Med 2010; 362 (17): 1575-1585.
  21. Cocine NR, Cutler JA, Obarzanek E, et al: Efectos a largo plazo de la reducción de sodio en la dieta sobre el desarrollo de enfermedades cardiovasculares: estudio observacional de seguimiento de los ensayos de prevención de la hipertensión (TOHP). BMJ 2007; 334 (7599): 885-888.
  22. Appel LJ, Moore TJ, Obarzanek E, et al: un ensayo clínico de los efectos de los patrones de la dieta sobre la presión arterial. DASH Collaborative Research Group. N Engl J Med 1997; 336 (16): 1117-1124.
  23. Julius S, SD Nesbitt, Egan BM, et al: Viabilidad de tratamiento de la prehipertensión con un bloqueador del receptor de angiotensina. N Engl J Med 2006; 354 ​​(16): 1685-1697.
  24. Oficiales y Coordinadores de ALLHAT para el Grupo Colaborador de Investigación ALLHAT: Principales resultados en los pacientes hipertensos de alto riesgo asignados al azar al inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina o bloqueadores canales de calcio vs diurético: El efecto antihipertensivo y reductor de lípidos tratamiento para prevenir la prueba del corazón Ataque (ALLHAT). JAMA 2002; 288 (23): 2981-2997.
  25. Phillips RA: la diabetes mellitus de nueva aparición menos mortal que la presión arterial elevada? A raíz de la evidencia en la administración de diuréticos tiazídicos. Arch Intern Med 2006; 166 (20): 2174-2176.
  26. PROGRESS Collaborative Group aleatorios de prueba de un régimen de sangre para bajar la presión a base de perindopril entre 6.105 individuos con accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio. Lanceta 2001; 358 (9287): 1033-1041.
  27. Che Q, Schreiber MJ Jr, Rafey MA: Los betabloqueantes para la hipertensión: ¿están pasando de moda? Cleve Clin J Med 2009; 76 (9): 533-542.
  28. Jamerson K, Weber MA, et al Bakris GL: benazepril más amlodipina o hidroclorotiazida para la hipertensión en pacientes de alto riesgo. N Engl J Med 2008; 359 (23): 2417-2428.
  29. Yusuf S, Teo KK, Pogue J et al: El telmisartán, ramipril, o ambos, en pacientes con alto riesgo de eventos vasculares. N Engl J Med 2008; 358 (15): 1547-1559.
  30. Buckalew VM Jr, Berg RL, Wang SR, et al: La prevalencia de la hipertensión en 1.795 pacientes con insuficiencia renal crónica: la modificación de la dieta en la enfermedad renal cohorte de estudio de referencia. Modificación de la Dieta en la Enfermedad Renal Grupo de Estudio. Am J Kidney Dis 1996,28: 811-821.
  31. Calhoun DA, Jones D, Textor S: La hipertensión resistente: diagnóstico, evaluación y tratamiento: una declaración científica de la Comisión de Educación Profesional Asociación Americana del Corazón del Consejo de Investigación de la presión arterial alta. Circulación 2008; 117 (25): e510-26.
  32. Rafey MA: La hipertensión resistente en los ancianos. Clin Med Geriatr 2009 Mayo; 25 (2): 289-301.
  33. gonçAlves SC, Martínez D, Gus M, et al: apnea obstructiva del sueño y la hipertensión resistente: un estudio de casos y controles. Pecho 2007; 132 (6): 1858-1862.
  34. Bisognano JD, Bakris G, Nadim MK et al: terapia de activación del barorreflejo disminuye la presión arterial en pacientes con hipertensión resistente: resultados del estudio doble ciego, ensayo pivotal Rheos aleatorizado controlado con placebo. J Am Coll Cardiol 2011 9; 58 (7): 765-73.
  35. Symplicity HTN-1 Investigadores: basado en un catéter denervación simpática renal para la hipertensión resistente: la durabilidad de la reducción de la presión arterial a los 24 meses. Hipertensión 2011; 57 (5): 911-917.
  36. Marik PE, Rivera R: Las emergencias hipertensivas: una actualización. Curr Opin Crit Care 2011; 17 (6): 569-580.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...