La aterosclerosis en la aorta

La aterosclerosis en la aorta

1 DMD, Director Asociado de Gabinete y Director de la educación médica graduada, del Sistema de Salud de VA de Los Ángeles. Director de Control de Calidad, Servicio Dental del Hospital, el Centro Médico UCLA. Profesor de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Facultad de Odontología de la Universidad de California en Los Ángeles, CA

2 MD, PhD, Médico Especialista en Estomatología. Silla de Post-Grado de Medicina Oral y Post-Grado de Odontología en oncologics y los pacientes con inmunodeficiencias. Universidad de Barcelona, ​​Cataluña, España. Profesor del Departamento de Estomatología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Barcelona, ​​Cataluña, España

3 MD, PhD, Médico Especialista en Estomatología. Silla de Post-Grado de Implantología Oral de la Universidad de Sevilla, Andalucía, España. Profesor del Departamento de Estomatología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla, Andalucía, España

Correspondencia: Campus Universitario de Bellvitge, Departamento de Odontoestomatología, Pabelln de Gobierno 2 Planta, C / Feixa Llarga s / n, 08907 L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, ​​España, E-mail: moc.liamg@llj57581

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution License, que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que la obra original esté debidamente citados.

Abstracto

En España un número significativo de personas mueren a causa de la enfermedad aterosclerótica de las arterias coronarias y carótidas sin tener factores de riesgo clásicos y síntomas prodrómicos. El pliegue diagonal lóbulo de la oreja (DACA) se ha caracterizado en la literatura médica como un marcador sustituto que puede identificar a los pacientes de alto riesgo que tienen aterosclerosis oculta. En este tema, sin embargo no se ha examinado, ya sea en la literatura médica o dental que emana de España. La mayoría de los informes clínicos, angiográficos y post mortem apoya la premisa de que la DACA es una valiosa señal física extravascular capaz de distinguir algunos pacientes en riesgo de sucumbir a la aterosclerosis de las arterias coronarias. Sin embargo, una minoría de los estudios no han podido apoyar esta hipótesis. Más recientemente informes mediante ecografía B modo también han vinculado DACA a la aterosclerosis de la arteria carótida y otro informe ha relacionado DACA a la presencia de ateromas calcificados de la arteria carótida en las radiografías panorámicas. DACA es fácilmente visible durante la cabeza y el cuello exámenes de detección del cáncer. En conjunción con los pacientes de la historia clínica, signos vitales, y la radiografía panorámica, la DACA puede ayudar en la evaluación del riesgo aterosclerótico.

palabras clave: Diagonal pliegue del lóbulo de la oreja, la enfermedad de la aterosclerosis, calcificación de la arteria carótida, ateromas, radiografías panorámicas.

Introducción

La aterosclerosis es una fuente importante de discapacidad y muerte en España. En 2002, la aterosclerosis de las arterias coronarias (CAA) dio lugar a 45.000 ciudadanos españoles que sufren un infarto de miocardio y la arteria carótida aterosclerosis fatales como resultado la muerte de un ictus asociado 34.000 personas adicionales (1). Muchos de estos eventos adversos fueron en individuos libres de síntomas prodrómicos y, a menudo sin factores de riesgo clásicos, como la hipertensión, la hiperlipidemia, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo o un estilo de vida. Esta brecha de detección ha estimulado a los médicos para tratar de encontrar signos físicos extravasculares que podría identificar a los individuos con alto riesgo de aterosclerosis. Algunos de los signos físicos extravasculares pueden presentar en la región maxilofacial y ser visible para el dentista: ejemplos obvios incluyen arco senil, xanthelasma y la calvicie de patrón masculino. Sin embargo, la especificidad y la sensibilidad de estos estigmas, y su independencia de las variables de confusión han sido cuestionados (2, 3).

Un hombre de 69 años de edad con un pliegue diagonal lóbulo de la oreja muy bien definido en el lado izquierdo.

La misma paciente con un poco menos distinta diagonal pliegue lóbulo de la oreja en el lado derecho.

La evidencia que apoya la relación entre la DACA y aterosclerosis de las arterias coronarias

El mismo autor, en un segundo artículo, publicado como una carta al editor en el New England Journal of Medicine evaluó a 286 pacientes seleccionados al azar (rango de edad 26-66) que requieren la angiografía coronaria en el Hospital Central Universitario de Helsinki a causa de los síntomas típicos de la CAA, que es la angina de pecho y cambios electrocardiográficos isquémicos (8). Ciento dos individuos (174 hombres y 26 mujeres, con una media de 48 años) tuvieron al menos un 50% de estenosis (CAA) en una o más de las arterias epicárdicas (arteria coronaria izquierda, la arteria descendente anterior coronaria, a la izquierda de la arteria coronaria circunfleja y arteria coronaria derecha). Ochenta y seis individuos (35 hombres, 51 mujeres, con una media de 51 años) estaban con estenosis insignificante / bajo grado (50%; sin CAA). De los 200 individuos con CAA, el 72% tienen DACA, mientras que de las 86 personas sin estenosis significativa, sólo el 21% tenían DACA. La diferencia en las tasas de prevalencia Delc entre los grupos fue altamente significativa. Por otra parte, la prevalencia de la DACA aumentó con la gravedad de la CAA, siendo positivo en el 52% de los pacientes con enfermedad de un vaso, y el 79% de los pacientes con enfermedad de tres vasos o doble.

Un estudio de Turquía de 415 hombres y mujeres (edad media de 58,9 años) que requieren la angiografía coronaria por angina estable, con una prueba de esfuerzo positiva, angina inestable, o la historia de infarto de miocardio previo también fueron evaluados para DACA bilaterales (11). Hubo una muy significativa estadísticamente mayor prevalencia de DACA (51,4%) en los pacientes con un angiograma positivo (tal como se define como 70% de estenosis del diámetro luminal en 1 o más de las tres arterias epicárdicas) que en aquellos cuyo angiograma era normal ( 15,1%). La sensibilidad observada de la DACA bilateral para el diagnóstico de CAA era 51%, la especificidad 85%, el valor predictivo positivo del 89%, y el valor predictivo negativo 41%. En una angiografía japonesa similares estudio de dos-cientos de pacientes se dividieron en dos grupos basados ​​en los resultados de formación de imágenes (12). Ciento diecinueve pacientes tenían más de un 50% de reducción de la luz al menos una arteria coronaria principal y 81 no tenía cambios ateroscleróticos significativas en sus buques. DACA estaba presente en el 26,1%, con estenosis pero en sólo el 3,7% sin estenosis. Las diferencias entre los grupos fueron estadísticamente significativas.

DACA también se ha demostrado que tienen un significado predictivo. En un estudio clínico prospectivo, de los pacientes hospitalizados de nuevo ingreso (N = 108), emparejados por sexo, raza y edad y que tiene al menos un DACA pero libre de CAA seguidos por un período de 8-10 años. Las tasas de eventos cardíacos (muerte cardiaca, infarto de miocardio no fatal, la necesidad de la arteria coronaria de by-pass de la cirugía) para los que tienen DACA fueron mayores (10,4 eventos por 100 pacientes-año) que para los que no tienen DACA (1,4 eventos por 100 pacientes-año) ( 13). La diferencia entre los grupos fue estadísticamente significativa. Las tasas de mortalidad cardiacas (por infarto agudo de miocardio o muerte súbita) fueron igualmente altos para los pacientes con DACA (8,0 por 100 pacientes-año) que para los que no tienen DACA (0,9 por 100 pacientes-año). La diferencia entre los grupos fue significativa. Un estudio post mortem en el Reino Unido evaluó la presencia de DACA bilateral bien definido y CAA entre un grupo de hombres (N = 206) y mujeres (N = 161), con una media de edad de aproximadamente 74 años (14). El riesgo relativo de un varón (media de 70,4 años de edad, 10.9) con bien definido DACA bilateral que tiene aterosclerosis coronaria severa definida como 75% de estenosis fue 1,64 y para una hembra (media 77,4 10,5 años) era 3,65. Por otra parte, CAA identificado como la causa de la muerte fue casi el doble de probabilidades en los hombres con DACA bilateral bien definido y 3,42 veces en mujeres con estigmas similares. La sensibilidad de la DACA bilateral bien definido para la detección de CAA grave fue de 62,1% para los hombres y 69,2% para las mujeres. La especificidad fue del 65,9% en hombres y 78,0% en mujeres.

Del mismo modo, un estudio de necropsia forense británico convocó para determinar la causa médica / legal de la muerte de los casos de adultos consecutivos no seleccionados (N = 303) demostró que la proporción de DACA en personas de 55 años fue significativamente mayor que en los sujetos más jóvenes (74% vs. 39 %) (15 ). La proporción de DACA en hombres y mujeres fue similar (72%) vs (67%). Los hombres con DACA (unilateral o bilateral) tenían un riesgo de causa cardiovascular de muerte de 1,55 veces mayor que los que no tienen un pliegue. Las mujeres con una DACA (unilateral o bilateral) tenían un riesgo de causa cardiovascular de muerte de 1,74 veces mayor que los que no tienen un pliegue.

Hay numerosos estudios que han demostrado la relación muy fuerte entre la DACA y CAA, sin embargo, hay cuestiones de confusión relacionados con DACA como su prevalencia en diferentes grupos étnicos, así como el efecto de los conocidos factores de riesgo aterogénico. Por ejemplo, como se señaló anteriormente, entre los europeos del norte que vienen a autopsia (media de 60 años) la prevalencia de la DACA es del 75%, 17 mucho mayor que la prevalencia entre los japoneses nativos donde es sólo el 5% (12). En San Francisco, California, EE.UU., se realizó un estudio utilizando fotografías de detención policial (taza vacunas) para determinar la prevalencia de la DACA en diversos grupos raciales de las personas de edad 46-65 años (17). Las tasas de DACA fueron los siguientes: Hawaiian-samoanos 0% (0/12), China 21% (6/29), los negros el 37,9% (44/116), los latinoamericanos 47,5% (19/40) y 50,8 caucásicos % (62/122). Relativos a la específica conocidos factores de riesgo aterogénico, DACA se ha informado de que se asocia con la hipertensión (12. 18 -20), hipercolesterolemia (4, 12), el tabaquismo (4, 12, 21) obesidad (21) y la diabetes mellitus (12, 21, 22)

Al refutar la evidencia de la relación entre las arterias coronarias La aterosclerosis y DACA

En los últimos 35 años se han realizado una serie de estudios publicados que han fundamentado la relación entre la DACA y CAA (23, 24). Una serie de estudios adicionales, pero más sustanciales, así como una carta al editor integral se revisan a continuación.

En un estudio prospectivo realizado en la Universidad de Massachusetts Medical Center, los investigadores evaluaron la relación entre la DACA y CAA entre los 261 pacientes del sexo masculino ingresaron de forma consecutiva (edad media, no rango previsto) que requiere la angiografía coronaria. Las angiografías fueron clasificados como normales (no hay lesiones detectadas), lesiones de menor importancia (50%), y de oclusión de un vaso (50% de oclusión), de doble recipiente, y la enfermedad de tres vasos. CAA de gravedad variable se observó en el 67% de los individuos con la DACA y el 67% de los individuos sin DACA. Al no haber ninguna diferencia entre los grupos, los autores concluyeron que los resultados de su estudio no apoyaron DACA como marcador de la CAA (26).

Etiología y patogenia propuesta responsable de la relación entre la DACA y ACA

Implicaciones dentales

Una radiografía panorámica recortada de la misma persona en las figuras 1 y 2. Nota del ateroma arteria carótida dos calcificado superior a la epiglotis en forma prominente semi lunar y el marcador de la letra L.

Los resultados del estudio piloto se ha indicado anteriormente son importantes a pesar de que era de un tamaño de muestra pequeño y sin control, dado que un equipo de dentistas y neurólogos, en un estudio controlado antes (cuando la importancia de la DACA fue reconocido), siguió a un grupo (N = 46) de los pacientes (media de 68 años) con CCAA en sus radiografías panorámicas para un período de seguimiento promedio de 3,6 años (36).

Nosotros, sin embargo a la conclusión de que mientras más investigación en esta área está indicado, sería prudente que los dentistas cuando se realiza una cabeza y el cuello examen de detección de cáncer de observar a sus pacientes oídos para detectar la presencia de la DACA y en conjunción con la historia clínica, signos vitales y radiografía panorámica formular una evaluación del riesgo y determinar si la consulta médica está indicado para la evaluación de la enfermedad de la arteria coronaria y / o carótida.

referencias

3. Un Menotti, Giampaoli S, Seccareccia F. La relación de los factores de riesgo cardiovascular medidos a diferentes edades para la predicción de la mortalidad por todas las causas y la longevidad. Arco Gerontol Geriatr. 1998; 26: 99-111. [PubMed]

4. Frank ST. señal sonora de la enfermedad de la arteria coronaria. N Engl J Med. 1973; 289: 327-328. [PubMed]

6. Lichstein E, Chadda KD, Naik D, Gupta PK. Diagonal pliegue del lóbulo de la oreja: prevalencia y consecuencias como un factor de riesgo coronario. N Engl J Med. 1974; 290: 615-616. [PubMed]

7. Kaukola S. La diagonal pliegue lóbulo de la oreja, una señal física asociada con la enfermedad cardíaca coronaria. Acta Med Scand Suppl. 1978; 619: 1-49. [PubMed]

8. Kaukola S, Manninen V, Valle M, Halonen pi. pliegue de lóbulo de la oreja y la aterosclerosis coronaria. Lanceta. 1979; 2: 1377. [PubMed]

9. Christiansen JS, Mathiesen B, Andersen AR, Calberg H. Carta: Diagonal pliegue del lóbulo de la oreja en la enfermedad cardíaca coronaria. N Engl J Med. 1975; 293: 308-309. [PubMed]

10. Nyboe J, Jensen G, H Appleyard, Schnohr P. Los factores de riesgo para el infarto agudo de miocardio en Copenhague I: Factores hereditarios, educativos y socioeconómicos Copenhagen City Heart Study. Eur Heart J 1989; 10: 910-916. [PubMed]

11. Evrengl H, Dursunolu D, A Kaftan, Zoghi M, Tanriverdi H, Zungur M. bilateral surco diagonal y la enfermedad de las arterias coronarias: una asociación significativa. Dermatología. 2004; 209: 271-275. [PubMed]

12. Toyosaki N, M Tsuchiya, Hashimoto T, Kawasaki K, Shiina A, Toyooka T. lóbulo de la oreja pliegue y la enfermedad coronaria en japonés. Anatomía del corazón. 1986; 2: 161-165. [PubMed]

13. Elliott WJ, Karrison T. El aumento de todas las causas y la morbilidad y la mortalidad asociada con el surco diagonal cardíaca: un estudio de cohorte prospectivo. Am J Med. 1991; 91: 247-254. [PubMed]

14. Patel V, Champ C, Andrews PS, Gostelow BE, Gunasekara NP, Davidson AR. pliegues diagonales lóbulo de la oreja y la enfermedad ateromatosa: un estudio postmortem. J R Coll Physicians Lond. 1992; 26: 274-277. [PubMed]

16. Edston E. El pliegue lóbulo de la oreja, la enfermedad de las arterias coronarias, y muerte súbita cardíaca: un estudio de autopsias de 520 individuos. Am J Pathol Med Forense. 2006; 27: 129-133. [PubMed]

17. Petrakis NL, Koo L. lóbulo de la oreja pliegue. Lanceta. 1980; 1: 376. [PubMed]

18. Merlob P, Amir J, Reisner SH. surco diagonal en recién nacidos y en los niños. Clin Pediatr (Phila) 1981; 20: 739-740. [PubMed]

19. Moncada B, Ruz JM, Rodríguez E, Leiva JL. pliegue de lóbulo de la oreja. Lanceta. 1979; 1: 220-221. [PubMed]

20. Kristensen BO. pliegue de lóbulo de la oreja y las complicaciones vasculares en la hipertensión esencial. Lanceta. 1980; 1: 265-265. [PubMed]

21. Doering C, C Ruhsenberger, Phillips DS. pliegues lóbulo de la oreja y enfermedades del corazón. J Am Soc Geriatr. 1977; 25: 183-185. [PubMed]

23. Mehta J, Hamby RI. Letra: Diagonal pliegue del lóbulo de la oreja como un factor de riesgo coronario. N Engl J Med. 1974; 291: 260. [PubMed]

24. A Cheng. Se necesitan más investigaciones sobre la asociación entre surco diagonal y la enfermedad de las arterias coronarias. Arch Intern Med. 2000; 160: 2396-2397. [PubMed]

25. Kenny DJ, Gilligan D. pliegue del lóbulo de la oreja y la enfermedad arterial coronaria en pacientes sometidos a arteriografía coronaria. Cardiología. 1989; 76: 293-298. [PubMed]

27. Kuon E, K Pfahlbusch, Lang E. La diagonal lóbulo de la oreja pliegue para evaluar el riesgo coronario. Z Kardiol. 1995; 84: 512-519. [PubMed]

29. Bouissou H, Pieraggi MT, Julian M, Pendaries I, J Seguier, Salvador M. Valor de la biopsia de la piel en la insuficiencia coronaria] Arco Mal Coeur Vaiss. 1973; 66: 655-660. [PubMed]

35. Bahcelioglu M, Isik AF, Demirel B, E Senol, Aycan S. La diagonal pliegue del lóbulo de la oreja Como signo de algunas enfermedades. Arabia Med J. 2005; 26: 947-951. [PubMed]

37. Kotsis VT, Pitiriga VCH, Stabouli SV, Papamichael CM, Toumanidis ST, Rokas SG. arteria carótida grosor de la íntima-media podría predecir la presencia de lesiones coronarias. Am J Hypertens. 2005; 18: 601-606. [PubMed]

38. Rohani M, Jogestrand T, M Ekberg, van der Linden J, G Kllner, Jussila R. Interrelación entre la extensión de la aterosclerosis en la aorta torácica, la carótida espesor íntima-media y la extensión de la enfermedad arterial coronaria. La aterosclerosis. 2005; 179: 311-316. [PubMed]

40. Guiu IA, Galeescu E, Guiu LI, Rducu L. lóbulo de la oreja Diagonal pliegue: un factor de riesgo coronario, un marcador genético de la enfermedad coronaria, o una mera arrugas antigua grecorromana pruebas. Rom J Intern Med. 1996; 34: 271-278. [PubMed]

Se proporcionan artículos de Medicina Oral, Patologa oral y Ciruga Bucal aquí por cortesía de Medicina oral S.L.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...