Los cannabinoides en el tratamiento de difícil tratar el dolor, el grupo de manejo del dolor.

Los cannabinoides en el tratamiento de difícil tratar el dolor, el grupo de manejo del dolor.

Abstracto

Palabras clave: cannabinoides, el tetrahidrocannabinol, cannabidiol, analgesia, manejo del dolor, la esclerosis múltiple

Introducción

dificultades que encuentran los pacientes intratables gestión clínico que sufren de dolor asociado al cáncer, dolor neuropático, y los estados de dolor central (por ejemplo, el dolor asociado con la esclerosis múltiple), que a menudo son tratados de forma inadecuada con opiáceos disponibles, antidepresivos y anticonvulsivos. Los médicos están buscando nuevos enfoques para el tratamiento de estas enfermedades, pero muchos siguen preocupados por el aumento de escrutinio gubernamental de sus prácticas de prescripción (Fishman, 2006), el abuso de medicamentos recetados o de desviación. La entrada de medicamentos cannabinoides a la farmacopea ofrece un nuevo enfoque a la cuestión del manejo del dolor crónico, que ofrece una nueva esperanza para muchos, pero también avivar las llamas de la controversia entre los políticos y el público en general.

En este artículo se tratará de presentar la información relativa a los mecanismos de cannabinoides de la analgesia, la revisión ensayos clínicos aleatorios (ECA) de agentes cannabinoides disponibles y emergentes, y abordar las muchas cuestiones espinosas que han surgido con el uso clínico de la misma hierba de cannabis (marihuana medicinal). Se hará un esfuerzo para colocar las cuestiones de contexto y sugiere enfoques racionales que pueden mitigar las preocupaciones e indicar la forma estandarizada cannabinoides farmacéuticas pueden ofrecer una adición bienvenida al arsenal farmacoterapéutico en el tratamiento del dolor crónico.

Los cannabinoides y los mecanismos analgésicos

estructuras moleculares de los cannabinoides cuatro empleados en el tratamiento del dolor.

Mucho antes de que se entendían los mecanismos de la analgesia cannabinoide, relaciones estructura-actividad se investigaron y una serie de cannabinoides sintéticos se han desarrollado y utilizado en los ensayos clínicos, en particular nabilona (Cesamet. Valeant Pharmaceuticals), y ácido ajulémico (CT3, IP-751, productos farmacéuticos Indevus ) ( Figura 1 ).

Una deficiencia clínica endocannabinoide se ha postulado para ser operativa en determinadas condiciones resistentes al tratamiento (Russo 2004), y ha recibido el apoyo reciente de hallazgos que los niveles de anandamida se reducen respecto a los controles en migrañosos (Sarchielli et al 2006), que un subconjunto de pacientes con fibromialgia informó significativa disminución del dolor después del tratamiento THC (Schley et al 2006), y el papel activo de la ECS en la motilidad intestinal y el dolor en el síndrome del intestino irritable (Massa y Monory 2006), en el que la eficacia de los tratamientos anecdótica cannabinoides también han sido reclamada.

Las contribuciones anti-inflamatorios de THC también son extensas, incluyendo la inhibición de la síntesis de PGE-2 (Burstein et al 1973), disminución de la agregación plaquetaria (Schaefer et al 1979), y la estimulación de la lipooxigenasa (Fimiani et al 1999). THC tiene veinte veces la potencia anti-inflamatoria de la aspirina y el doble que la de la hidrocortisona (Evans 1991), pero en contraste con todos los fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE), no demuestra la inhibición de la ciclooxigenasa (COX) en concentraciones fisiológicas (Stott et al 2005a).

flavonoides de cannabis en los extractos de cannabis enteras también pueden contribuir actividad útil (McPartland y Russo, 2001). Apigenina inhibe TNF (Gerritsen et al 1995), un mecanismo pertinente a la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide. Cannflavin A, una flavona única de cannabis, inhibe la PGE-2 treinta veces más potente que la aspirina (Barrett et al 1986), pero no se ha investigado posteriormente.

Finalmente, beta-sitosterol, un fitosterol que se encuentra en el cannabis, la reducción de la inflamación tópica 65% y edema crónico 41% en modelos de piel (Gómez et al 1999).

Resultados ECA de los cannabinoides en el tratamiento de los síndromes de dolor ()

Los ensayos clínicos realizados con Sativex Recientemente se han evaluado en dos artículos de revisión independientes (Barnes 2006; Prez 2006). En un ensayo clínico de fase II en 20 pacientes con síntomas neurogénicos (Wade et al 2003), Tetranabinex, Nabidiolex, y Sativex se probaron en un ECA doble ciego frente a placebo (Tabla 1). mejora significativa se observó tanto con Tetranabinex y Sativex en el dolor (especialmente neuropático), pero el análisis post-hoc mostró que era mejor control de los síntomas con Sativex (p 0,0001), con menos de la intoxicación con extracto de THC-predominante.

En un estudio de fase II estudio cruzado doble ciego de dolor crónico intratable (Notcutt et al 2004) en 24 sujetos, escalas analógicas visuales (EAV) de 5,9 para el placebo, 5,45 para Nabidiolex, 4,63 para Tetranabinex y 4,4 para los extractos de Sativex (p 0,001) . Sativex produjo mejores resultados para el dolor en sujetos MS (p 0,0042) (Tabla 1).

En un estudio de fase III del dolor asociado por avulsión del plexo braquial (N = 48) (Berman et al 2004), bastante comparables se observaron beneficios en el cuadro Escala-11 las puntuaciones de dolor con extractos Tetranabinex y Sativex (Tabla 1).

En un ECA controlado doble ciego de dolor neuropático central, 66 sujetos con EM mostraron analgesia media escala de calificación numérica (NRS) a favor de Sativex sobre el placebo (Rog y otros, 2005) (Tabla 1).

En un estudio de fase III SAFEX de ECA doble ciego en 160 pacientes con diversos síntomas de la EM (Wade et al 2004), 137 pacientes elegidos para continuar en el Sativex después del estudio inicial (Wade et al 2006). La rápida disminución se observó en las primeras doce semanas de dolor VAS (N = 47) con mejoras sostenidas más lentos para más de un año. Durante ese tiempo, no había escalada de dosis que indica una ausencia de tolerancia a la preparación. Del mismo modo, no hay efectos de la abstinencia se observaron en un subgrupo de pacientes que interrumpieron voluntariamente el medicamento abruptamente. Tras la reanudación, los beneficios se reanudaron en las dosis establecidas antes.

En un estudio doble ciego de fase II, controlado con placebo, aleatorizado, de 5 semanas de 56 pacientes con artritis reumatoide con Sativex (Blake et al 2006), emplea un tratamiento nocturno sólo para un máximo de 6 pulverizaciones por la noche (16,2 mg de THC + 15 mg de CBD). En la semana de tratamiento final, el dolor de la mañana en movimiento, dolor mañana en reposo, DAS-28 medida de la actividad de la enfermedad, y el dolor SF-MPQ en la actualidad todos a favor de Sativex sobre el placebo (Tabla 1).

Los resultados de un estudio de fase III (N = 177) que comparan el Sativex, extracto de THC-predominante y el placebo en el dolor intratable debido al cáncer que no responde a los opiáceos (Johnson y Potts, 2005) demostraron que el Sativex produjo mejorías estadísticamente significativas en la analgesia (Tabla 1), mientras que el extracto de THC-predominante no logró producir demarcación estadística con respecto al placebo, lo que sugiere la presencia de CDB en la preparación Sativex fue crucial para lograr el alivio significativo del dolor.

En un estudio del dolor lesión de la médula, NRS de dolor no fueron estadísticamente diferentes del placebo, probablemente debido a la corta duración del ensayo, pero los puntos finales secundarios fueron claramente positivos (Tabla 1). Por último, en un ECA de los síntomas del tracto urinario inferior intratables en la EM, el dolor en los pacientes afectados de acompañamiento se alivió un lugar destacado (Tabla 1).

eventos comunes adversos (AE) de Sativex en forma aguda ECA han incluido las quejas de mal gusto, escozor oral, sequedad de boca, mareos, náuseas o fatiga, pero por lo general no requerir la interrupción y resultar menos común en el tiempo. Si bien ha habido ningún ECA de cabeza a cabeza comparativas de Sativex con otros agentes cannabinoides, ciertos contrastes se pueden extraer. Sativex (Rog et al 2005) y Marinol (Svendsen et al 2004) han sido examinados en tanto el tratamiento del dolor neuropático central en la EM, con resultados comparables (Tabla 1). Sin embargo, los eventos adversos fueron comparables o más con Marinol que con Sativex empleando dosificaciones de THC algunos 2,5 veces mayor debido a la presencia de acompañar CDB (Russo 2006b; Russo y Guy 2006).

Del mismo modo, mientras que el Sativex y el cannabis fumado no se han empleado en el mismo ensayo clínico, la comparación de perfiles de efectos secundarios se pueden hacer sobre la base de los estudios SAFEX de Sativex durante más de un año y hasta varios años en la EM y otros tipos de dolor neuropático (Russo 2006b; Wade et al 2006), y los programas de investigación aprobados por el gobierno que emplea la hierba de cannabis estandarizado de Canadá para el dolor crónico (Lynch et al 2006) y los Países Bajos para las condiciones generales (Janse et al 2004; Gorter et al 2005) a través de una período de varios meses o más. Como es evidente en la Figura 2 (Figura 2), todos los eventos adversos son más frecuentemente reportados con la hierba de cannabis, a excepción de náuseas y mareos, tanto temprano y por lo general de forma transitoria reportado con Sativex (ver (Russo 2006b) para una discusión adicional).

La comparación de los eventos adversos (AE) se encontró con el uso terapéutico a largo plazo de la hierba de cannabis en los Países Bajos (Janse et al 2004; Gorter et al 2005) y Canadá (Lynch et al 2006), frente a la observada en los estudios de seguridad de extensión (SAFEX) del Sativex para la mucosa oral .

cuestiones prácticas con medicamentos cannabinoides

La gran mayoría de los pacientes en los ensayos clínicos Sativex no experimentan efectos psicotrópicos fuera de los intervalos iniciales de evaluación de dosis (Figura 2) y lo más a menudo informan niveles de intoxicación subjetivas en escalas analógicas visuales que son indistinguibles de placebo, en un solo dígito de cada 100 (Wade et al 2006). Por lo tanto, ahora es más defendible afirmar que los efectos psicoactivos son un requisito previo necesario para alivio de los síntomas en el entorno terapéutico con una preparación a base de cannabis inicio intermedio estandarizado. Intoxicación ha seguido siendo un problema persistente en el uso de Marinol (Calhoun et al 1998), en contraste.

controversias recientes han surgido en relación con los medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE), con la preocupación de que los agentes de la COX-1 pueden provocar ulceración gastrointestinal y sangrado, y la COX-2 drogas podrían aumentar los casos de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares (Fitzgerald 2004; Topol 2004). En cambio, ni THC ni CDB producen inhibición de la COX significativa a niveles de dosificación normales (Stott et al 2005a).

referencias

  • ABC News, EE.UU. Hoy en día, la encuesta de Medicina de Stanford. Amplia experiencia con el dolor chispas búsqueda de alivio [en línea] 2005. URL: http://abcnews.go.com/images/Politics/979a1TheFightAgainstPain.pdf.
  • Abrams DI, Hilton JF, Leiser RJ, et al. Efectos a corto plazo de los cannabinoides en pacientes con infección por VIH-1. Un ensayo clínico aleatorizado, controlado con placbo. Ann Intern Med. 2003; 139: 258-66. [PubMed]
  • Abrams DI, Jay CA, persiana SB, et al. El cannabis en la neuropatía sensorial dolorosa asociada al VIH: un ensayo aleatorizado controlado con placebo. Neurología. 2007; 68: 515-21. [PubMed]
  • Agarwal N, Pacher P, Tegeder I, et al. Los cannabinoides median la analgesia en gran medida a través de receptores de tipo 1 de cannabinoides periféricos en los nociceptores. Nat Neurosci. 2007; 10: 870-9. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Akerman S, Holanda PR, Goadsby PJ. la activación de los receptores cannabinoides (CB1) inhibe las neuronas trigeminovasculares. J Pharmacol Exp Ther. 2007; 320: 64-71. [PubMed]
  • Akerman S, Kaube H, Goadsby PJ. La anandamida es capaz de inhibir las neuronas del trigémino utilizando un modelo in vivo de la nocicepción trigeminovascular mediada. J Pharmacol Exp Ther. 2003; 309: 56-63. [PubMed]
  • Akerman S, Kaube H, Goadsby PJ. La anandamida actúa como vasodilatador de los vasos sanguíneos durales in vivo mediante la activación de los receptores TRPV1. Br J Pharmacol. 2004; 142: 1354-1360. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Attal N, Brasseur L, Guirimand D, et al. Son cannabinoides orales seguras y eficaces en el dolor neuropático refractario? Eur J Pain. 2004; 8: 173-7. [PubMed]
  • Banerjee SP, Snyder SH, Mechoulam R. Los cannabinoides: influencia sobre la absorción de neurotransmisor en sinaptosomas de cerebro de rata. J Pharmacol Exp Ther. 1975; 194: 74-81. [PubMed]
  • Barnes MP. Sativex: eficacia clínica y la tolerabilidad en el tratamiento de los síntomas de la esclerosis múltiple y el dolor neuropático. Expert Opin Pharmacother. 2006; 7: 607-15. [PubMed]
  • Barrett ML, Scutt AM, FJ Evans. Cannflavin A y B, preniladas flavonas de Cannabis sativa L. Experientia. 1986; 42: 452-3. [PubMed]
  • Basile AC, Sertie JA, Freitas PC, et al. La actividad anti-inflamatoria de oleorresina de Copaifera brasileña. J Ethnopharmacol. 1988; 22: 101-9. [PubMed]
  • Beaulieu P. Efectos de la nabilona, ​​un cannabinoide sintético, en el dolor postoperatorio: [Les Effets de la nabilona, ​​ONU synthetique cannabinoide, sur la douleur postoperatoire] Can J Anaesth. 2006; 53: 769-75. [PubMed]
  • Berlach DM, Shir Y, Ware MA. La experiencia con el cannabinoide sintético nabilona en el dolor crónico no oncológico. Dolor Med. 2006; 7: 25-9. [PubMed]
  • Berman JS, Symonds C, abedul R. Eficacia de dos extractos medicinales a base de cannabis para el alivio del dolor neuropático central de avulsión del plexo braquial: resultados de un ensayo controlado aleatorio. Dolor. 2004; 112: 299-306. [PubMed]
  • Bisogno T, Hanus L, De Petrocellis L, et al. Dianas moleculares para cannabidiol y sus análogos sintéticos: efecto sobre los receptores VR1 vaniloides y en la captación celular y la hidrólisis enzimática de la anandamida. Br J Pharmacol. 2001; 134: 845-52. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Blake DR, Robson P, Ho M, Jubb RW, et al. Evaluación preliminar de la eficacia, la tolerabilidad y la seguridad de un medicamento basado en el cannabis (Sativex) en el tratamiento del dolor causado por la artritis reumatoide. Rheumatology (Oxford) 2006; 45: 50-2. [PubMed]
  • Asociación Médica Británica. Los usos terapéuticos del cannabis. Amsterdam: Harwood Academic Publishers; 1997. p. 142.
  • Broom SL, Sufka KJ, ElSohly MA, et al. Analgésico y proerties refuerzo de delta9-THC-hemisuccinato en ratas con adyuvante de artritis. Journal of Cannabis Therapeutics. 2001; 1: 171-82.
  • Budney AJ, Hughes JR, Moore BA, et al. Revisión de la validez y la importancia del síndrome de abstinencia de cannabis. Am J Psychiatry. 2004; 161: 1967-1977. [PubMed]
  • Buggy DJ, Toogood L, S Maric, et al. La falta de eficacia analgésica de la vía oral delta-9-tetrahidrocannabinol en el dolor postoperatorio. Dolor. 2003; 106: 169-72. [PubMed]
  • Burstein S, E Levin, Varanelli C. Las prostaglandinas y el cannabis. II. La inhibición de la biosíntesis de los cannabinoides que se producen de forma natural. Biochem Pharmacol. 1973; 22: 2905-10. [PubMed]
  • sistema Cabral G. inmune. En: Russo EB, Grotenhermen M, editores. El cannabis y los cannabinoides: farmacología, toxicología y potencial terapéutico. Binghamton, Nueva York: Haworth Press; 2001. pp. 279-87.
  • Calhoun SR, Galloway GP, Smith DE. potencial de abuso de dronabinol (Marinol) J psicoactivas. 1998; 30: 187-96. [PubMed]
  • Campbell FA, Tramber MR, Carroll D, et al. Son los cannabinoides una opción eficaz y segura en el tratamiento del dolor? Una revisión sistemática cualitativa. BMJ. 2001; 323: 1-6. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Carrier EJ, Auchampach JA, Hillard CJ. La inhibición de un transportador de nucleósidos equilibrador por cannabidiol: un mecanismo de inmunosupresión cannabinoide. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 2006; 103: 7895-900. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Challapalli PV, Stinchcomb AL. En la optimización del experimento in vitro para la medición de permeación de la piel de tetrahidrocannabinol. Int J Pharm. 2002; 241: 329-39. [PubMed]
  • Cichewicz DL, Martin ZL, Smith FL, et al. Mejora de la antinocicepción mu de opioides por vía oral delta9-tetrahidrocannabinol: análisis de dosis-respuesta y la identificación del receptor. J Pharmacol Exp Ther. 1999; 289: 859-67. [PubMed]
  • Cichewicz DL, McCarthy EA. sinergia antinociceptiva entre delta (9) tetrahidrocannabinol y opioides después de la administración oral. J Pharmacol Exp Ther. 2003; 304: 1010-5. [PubMed]
  • Cichewicz DL, Welch SP. La modulación de la morfina oral de tolerancia antinociceptiva y signos de abstinencia naloxona-precipitada por vía oral Delta 9-tetrahidrocannabinol. J Pharmacol Exp Ther. 2003; 305: 812-7. [PubMed]
  • Clark P, Altman D. Evaluación de cegamiento en los estudios de Fase III de Sativex espasticidad. GW Pharmaceuticals; 2006. p. 56.
  • Clermont-Gnamien S, S Atlani, Attal N, et al. Utilización thrapeutique du delta-9-ttrahydrocannabinol (dronabinol) dans les douleurs neuropathiques rfractaires. [El uso terapéutico de D9-tetrahidrocannabinol (dronabinol) en el dolor neuropático refractario] Presse Med. 2002; 31 (39 Pt 1): 1840-5. [PubMed]
  • Davis WM, Hatoum NS. neuroconductuales acciones de cannabicromeno y las interacciones con Delta 9-tetrahidrocannabinol. Gen Pharmacol. 1983; 14: 247-52. [PubMed]
  • de Meijer E. La cría de variedades de cannabis para usos finales farmacéuticas. Guy GW, Whittle BA, Robson P, editores. usos medicinales del cannabis y los cannabinoides. Londres: Pharmaceutical Press; 2004. pp. 55-70.
  • Degenhardt L, Hall W, Lynskey M. probar hipótesis acerca de la relación entre el consumo de cannabis y la psicosis. Depende de alcohol y drogas. 2003; 71: 37-48. [PubMed]
  • Devane WA, Hanus L, Breuer A, et al. El aislamiento y la estructura de un componente de cerebro que se une al receptor cannabinoide. Ciencia. 1992; 258: 1946-9. [PubMed]
  • Di Marzo V, Melck D, Bisogno T, et al. Los endocannabinoides: ligandos de receptores de cannabinoides endógenos con la acción neuromodulador. Trends Neurosci. 1998; 21: 521-8. [PubMed]
  • Dogrul A, Gul H, Akar A, et al. Tópica antinocicepción cannabinoide: sinergia con los sitios de la columna vertebral. Dolor. 2003; 105: 11-6. [PubMed]
  • Dyson A, Peacock M, Chen A, et al. propiedades antihiperalgésica del cannabinoide CT-3 en los estados de dolor neuropático e inflamatorio crónico en la rata. Dolor. 2005; 116: 129-37. [PubMed]
  • ElSohly MA, Ross SA, Mehmedic Z, et al. tendencias potencia de delta9-THC y otros cannabinoides en la marihuana confiscada a 19801997. J Forensic Sci. 2000; 45: 24-30. [PubMed]
  • Ernst G, Denke C, Reif M, et al. extracto estandarizado de cannabis en el tratamiento de la neuralgia postherpética: un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo estudio cruzado; Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento; 2005 Septiembre 9; Leiden, Países Bajos. 2005.
  • Evans FJ. Los cannabinoides: La separación de centro de efectos periféricos sobre una base estructural. Planta Med. 1991; 57: S60-7. [PubMed]
  • Fimiani C, la libertad t, Aguirre AJ, et al. Opiáceos, cannabinoides, y la señalización de los eicosanoides converge en vías intracelulares comunes de acoplamiento óxido nítrico. Las prostaglandinas otro lípido Mediat. 1999; 57: 23-34. [PubMed]
  • Fishman SM. El dolor y la política: la DEA, el Congreso y los tribunales, oh mi! Dolor Med. 2006; 7: 87-8. [PubMed]
  • Fitzgerald GA. Coxibs y las enfermedades cardiovasculares. N Engl J Med. 2004; 351: 1709-1711. [PubMed]
  • Administración de Alimentos y Drogas; Servicios UDoHaH. Orientación para la industria: los medicamentos botánicos. Gobierno de los Estados Unidos; 2004. p. 48.
  • Fox A, Kesingland A, Gentry C, et al. El papel de los receptores central y periférico Cannabinoid1 en la actividad antihiperalgésica de los cannabinoides en un modelo de dolor neuropático. Dolor. 2001; 92: 91-100. [PubMed]
  • Fride E, EB Russo. Neuropsiquiatría: La esquizofrenia, la depresión y la ansiedad. En: Onaivi E, Sugiura T, V Di Marzo, editores. Los endocannabinoides: El cerebro y bodys marihuana y más allá. Boca Raton, FL: Taylor & Francis; 2006. pp. 371-82.
  • Frondini C, Lanfranchi G, Minardi M, et al. Afectiva, la conducta y trastornos cognitivos en las personas mayores con dolor crónico musculoskelatal: el impacto en una población que envejece. Arco Gerontol Geriatr. 2007; 44 (Supl 1): 167-71. [PubMed]
  • Gaoni Y, Mechoulam R. El aislamiento, la estructura y la síntesis parcial de un componente activo del hachís. J Am Chem Soc. 1964; 86: 1646-7.
  • Gausón LA, LA Stevenson, Thomas A, et al. 17ª Simposio Anual sobre los cannabinoides. Saint-Sauveur, Quebec, Canadá: Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; 2007. Cannabigerol se comporta como un agonista parcial en los receptores CB1 y CB2; pag. 206.
  • Gerritsen ME, Carley WW, los rangos de GE, et al. Los flavonoides inhiben la expresión de genes de proteínas de adhesión celular endotelial inducida por citoquinas. Am J Pathol. 1995; 147: 278-92. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Gertsch J, Raduner S, Leonti M, et al. 17ª Simposio Anual sobre los cannabinoides. Saint-Sauveur, Quebec, Canadá: Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; 2007. La selección de extractos de plantas para los nuevos agonistas selectivos de CB2 revewals nuevos jugadores en Cannabis sativa ; pag. 213.
  • SJ Gibson. IASP año global contra el dolor en las personas de edad: poner de relieve la situación actual y perspectivas futuras en el dolor geriátrico. Expertos Rev Neurother. 2007; 7: 627-35. [PubMed]
  • Gieringer D, St Laurent J, S. Goodrich cannabis vaporizador combina la prestación eficiente de THC con la supresión efectiva de los compuestos pirolíticos. Journal of Cannabis Therapeutics. 2004; 4: 7-27.
  • Gil ML, Jiménez J, Ocete MA, et al. Estudio comparativo de diferentes aceites esenciales de Bupleurum gibraltaricum Lamarck. Pharmazie. 1989; 44: 284-7. [PubMed]
  • Gómez MA, Sáenz MT, Garcia MD, et al. Estudio de la actividad anti-inflamatoria tópica de Achillea ageratum en modelos de inflamación crónica y aguda. Z Naturforsch [C] 1999; 54: 937-41. [PubMed]
  • Gorter RW, Butorac M, Cobian EP, et al. El uso médico del cannabis en los Países Bajos. Neurología. 2005; 64: 917-9. [PubMed]
  • Grinspoon L, Bakalar JB. Marihuana, la medicina prohibida. New Haven: Yale University Press; 1997. pp. Xv-296.
  • Grotenhermen F. farmacocinética y farmacodinámica de los cannabinoides. Clin Pharmacokinet. 2003; 42: 327-60. [PubMed]
  • Grotenhermen F. Los cannabinoides para uso terapéutico: el diseño de sistemas para aumentar la eficacia y la fiabilidad. American Journal of Drug Delivery. 2004; 2: 229-40.
  • Grotenhermen F, G Leson, Berghaus G, et al. Las conclusiones y recomendaciones de un panel de expertos. Hrth, Alemania: Nova- Institut; 2005. Desarrollo de por sí límites basados ​​en la ciencia por conducir bajo los efectos del cannabis (DUIC) p. 49.
  • Chico GW, Robson P. Una fase I, doble ciego, de tres vías estudio cruzado para evaluar el perfil farmacocinético del extracto de la medicina basada en cannabis (CBME) administrada por vía sublingual en proporciones variantes de cannabinoides en voluntarios varones sanos (GWPK02125) Journal of Cannabis Terapéutica. 2003; 3: 121-52.
  • Hampson AJ, Grimaldi M, Axelrod J, et al. El cannabidiol y (-) Delta9-tetrahidrocannabinol son antioxidantes neuroprotectores. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 1998; 95: 8268-73. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Hazekamp A, Ruhaak R, Zuurman L, et al. Evaluación de un dispositivo de vaporización (Volcán) para la administración pulmonar de tetrahidrocannabinol. J Pharm Sci. 2006; 95: 1308-1317. [PubMed]
  • Herkenham M, Lynn AB, Little MD, et al. la localización de los receptores cannabinoides en el cerebro. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 1990; 87: 1932-6. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Hohmann AG, Briley EM, Herkenham M. pre y post-sináptica distribución de los receptores cannabinoides y opioides mu en la médula espinal de ratas. Brain Res. 1999; 822: 17-25. [PubMed]
  • Hohmann AG, Martin WJ, Tsou K, et al. La inhibición de la actividad provocada por estímulo nocivo de las neuronas del asta dorsal de la médula espinal por el cannabinoide WIN 55.212-2. Life Sci. 1995; 56: 2111-8. [PubMed]
  • Hohmann AG, Suplita RL, Bolton NM, et al. Un mecanismo endocannabinoide para la analgesia inducida por el estrés. Naturaleza. 2005; 435: 1108-1112. [PubMed]
  • Holdcroft A, Maze M, Dore C, et al. Un estudio de escalada de dosis multicéntrico de los efectos analgésicos y los efectos de un extracto de cannabis oral (Cannador) para el tratamiento del dolor postoperatorio. Anestesiología. 2006; 104: 1040-6. [PubMed]
  • Howlett AC, Johnson MR, Melvin LS, et al. analgésicos cannabinoides no clásicos inhiben la adenilato ciclasa: el desarrollo de un modelo de receptor de cannabinoides. Mol Pharmacol. 1988; 33: 297-302. [PubMed]
  • Huestis MA, Henningfield JE, Cono EJ. cannabinoides de sangre. I. La absorción de THC y formación de 11-OH-THC y THCCOOH durante y después de fumar marihuana. J anal Toxicology. 1992; 16: 276-82. [PubMed]
  • Janse AFC, Breekveldt-Postma NS, Erkens JA, et al. Medicinal gebruik van cannabis. PHARMO Instituut [Instituto de Investigación de Resultados de Drogas] 2004: 51.
  • Johnson JR, medicamentos a base de cannabis Potts R. en el tratamiento del dolor por cáncer: un grupo aleatorizado, doble ciego, paralelo, controlado con placebo, comparativo de la eficacia, seguridad y tolerabilidad de Sativex y Tetranabinex en pacientes con dolor relacionado con el cáncer . Edimburgo, Escocia: 2005. Mar, 811.
  • Jones RT, Benowitz N, J. Bachman Los estudios clínicos de la tolerancia y la dependencia del cannabis. Ann N Y Acad Sci. 1976; 282: 221-39. [PubMed]
  • Alegría JE, Watson SJ, Benson JA. Jr. La marihuana y la medicina: La evaluación de la base de la ciencia. Washington, DC: Instituto de Medicina; 1999.
  • Karsak M, Gaffal E, Fecha R, et al. La atenuación de la dermatitis alérgica de contacto a través del sistema endocannabinoide. Ciencia. 2007; 316: 1494-7. [PubMed]
  • Karst M, Salim K, Burstein S, et al. El efecto analgésico del cannabinoide sintético CT-3 sobre el dolor neuropático crónico: un ensayo controlado aleatorio. JAMA. 2003; 290: 1757-1762. [PubMed]
  • Katona S, Kaminski E, Sanders H, et al. cannabinoide influencia en el perfil de citoquinas en la esclerosis múltiple. Clin Exp Immunol. 2005; 140: 580-5. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Rey LA, Carpentier C, Griffiths P. Cannabis potencia en Europa. Adicción. 2005; 100: 884-6. [PubMed]
  • Ko MC, maderas JH. La administración local de delta9-tetrahidrocannabinol atenúa la nocicepción térmica inducida por capsaicina en los monos rhesus: una acción cannabinoide periférico. Psicofarmacología (Berl) 1999; 143: 322-6. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Kogan NM. Los cannabinoides y cáncer. Mini Rev Med Chem. 2005; 5: 941-52. [PubMed]
  • Lemberger L, Rubin A, wolen R, et al. Farmacocinética, metabolismo y potencial uso indebido de drogas de la nabilona. Tratar el cáncer Rev. 1982; 9 (Supl B): 17-23. [PubMed]
  • Li J, hijas RS, Bullis C, et al. El agonista del receptor cannabinoide WIN 55.212-2 bloques mesilato el desarrollo de la hiperalgesia producida por la capsaicina en ratas. Dolor. 1999; 81: 25-33. [PubMed]
  • Ligresti A, Moriello AS, Starowicz K, et al. La actividad antitumoral de la planta de los cannabinoides con énfasis en el efecto de cannabidiol en carcinoma de mama humano. J Pharmacol Exp Ther. 2006; 318: 1375-1387. [PubMed]
  • Liu J, Li H, Burstein SH, Zurier RB, et al. La activación y unión de peroxisoma receptor gamma activado por el proliferador de ácido ajulémico cannabinoide sintético. Mol Pharmacol. 2003; 63: 983-92. [PubMed]
  • Lorenzetti BB, Souza GE, Sarti SJ, et al. Mirceno imita la actividad analgésica periférica de té de hierba de limón. J Ethnopharmacol. 1991; 34: 43-8. [PubMed]
  • Lynch ME, J Young, Clark AJ. Una serie de casos de pacientes que usan marihuana medicinal para el tratamiento del dolor crónico de marihuana bajo las normas canadienses para acceso médico. J Dolor Symptom Manage. 2006; 32: 497-501. [PubMed]
  • Mackie K. receptores cannabinoides como dianas terapéuticas. Ann Rev Pharmacol Toxicol. 2006; 46: 101-22. [PubMed]
  • Maida V. El cannabinoide sintético nabilona mejora el dolor y los síntomas en patietns cáncer. Breast Cancer Treat Res. 2007; 103: 121-2.
  • Malfait AM, Gallily R, Sumariwalla PF, et al. El cannabidiol no psicoactivos del cannabis es un constituyente terapéutico contra la artritis oral en la artritis inducida por colágeno murino. Proc Natl Acad Sci EE.UU.. 2000; 97: 9561-6. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Manzanares J, Corchero J, Romero J, et al. La administración crónica de cannabinoides regula los niveles de ARNm de proencefalina en regiones seleccionadas del cerebro de rata. Brain Res Mol Brain Res. 1998; 55: 126-32. [PubMed]
  • Martin WJ, Hohmann AG, JM Walker. Supresión de la actividad nociva provocada por estímulo en el núcleo ventral posterolateral del tálamo por un agonista cannabinoide: Correlación entre electrofisiológico y efectos antinociceptivos. J Neurosci. 1996; 16: 6601-11. [PubMed]
  • Massa F, Monory K. Los endocannabinoides y el tracto gastrointestinal. J Endocrinol Invest. 2006; 29 (3 Suppl): 47-57. [PubMed]
  • McPartland JM, Russo EB. Cannabis y sus extractos: Mayor que la suma de sus partes? Journal of Cannabis Therapeutics. 2001; 1: 103-32.
  • Mechoulam R, Ben-Shabat S, Hanus L, et al. Identificación de una endógeno 2-monoglicérido, presente en el intestino canino, que se une a los receptores cannabinoides. Biochem Pharmacol. 1995; 50: 83-90. [PubMed]
  • Mehmedic Z, Martin J, Foster S, et al. contenido de delta-9-THC y otros cannabinoides de la marihuana confiscada: tendencias potencia, 1993-2003. Asociación Internacional de Cannabis como Medicamento; 2005 Septiembre 10; Leiden, Países Bajos.
  • Müller-Vahl KR, Schneider U, Kolbe H, et al. El tratamiento del síndrome de Tourette con delta-9-tetrahidrocannabinol. Am J Psychiatry. 1999; 156: 495. [PubMed]
  • Munro S, Thomas KL, caracterización Abu-Shaar M. molecular de un receptor periférico de cannabinoides. Naturaleza. 1993; 365: 61-5. [PubMed]
  • Nadulski T, Pragst F, G Weinberg, et al. Estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo sobre los efectos del cannabidiol (CBD) en la farmacocinética de Delta9-tetrahidrocannabinol (THC) después de la aplicación oral de THC versos extracto estandarizado de cannabis. Quimioter Monit. 2005a; 27: 799-810. [PubMed]
  • Nadulski T, Sporkert F, Schnelle M, et al. Análisis simultáneo y sensible de THC, 11-OH-THC, el THC-COOH, CBD, CBN y por GC-MS en el plasma después de la administración oral de pequeñas dosis de THC y extracto de cannabis. J anal Toxicology. 2005b; 29: 782-9. [PubMed]
  • Neff GW, OBrien CB, Reddy KR, et al. la observación preliminar con el dronabinol en pacientes con prurito intratable secundaria a una enfermedad hepática colestásica. Am J Gastroenterol. 2002; 97: 2117-9. [PubMed]
  • Nicholson AN, Turner C, Stone BM, et al. Efecto de la delta-9-tetrahidrocannabinol y cannabidiol en el comportamiento de sueño nocturno y matutino en los adultos jóvenes. J Clin Psychopharmacol. 2004; 24: 305-13. [PubMed]
  • Nicolodi M, AR Volpe, Sicuteri F. La fibromialgia y dolor de cabeza. El fracaso de la analgesia serotoninérgica y la plasticidad neuronal mediada metil-D-aspartato-N: Sus pistas comunes. Cefalea. 1998; 18 (Supl 21): 41-4. [PubMed]
  • Notcutt W, M Precio, La experiencia clínica con nabilona G. Chapman para el dolor crónico. Ciencias farmacéuticas. 1997; 3: 551-5.
  • Notcutt W, Precio M, Miller R, et al. Las primeras experiencias con extractos medicinales del cannabis para el dolor crónico: resultados de 34 N de 1 estudios. Anestesia. 2004; 59: 440-52. [PubMed]
  • Nurmikko TJ, Serpell MG, Hoggart B, et al. Sativex trata con éxito el dolor neuropático se caracteriza por la alodinia: una, doble ciego, ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo. Dolor. En 2007 la prensa. [PubMed]
  • Pacher P, S Batkai, Kuno G. El sistema endocannabinoide como un destino emergente de la farmacoterapia. Pharmacol Rev. 2006; 58: 389-462. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • ecología paté D. química del cannabis. Revista de la Asociación Internacional de cáñamo. 1994; 2: 32-7.
  • J. Pérez terapia combinada de cannabinoides a través de la mucosa oral na aerosol. Drugs Today (Barc) 2006; 42: 495-501. [PubMed]
  • Pertwee RG. El cannabidiol como potenciales agentes terapéuticos. En: Mechoulam R ed. Los cannabinoides como agentes terapéuticos. Basilea, Suiza: Birkhuser Verlag; 2005. pp. 47-65.
  • Papa HG, Jr, Gruber AJ, Hudson JI, et al. el rendimiento neuropsicológico en los consumidores de cannabis a largo plazo. Archives of General Psychiatry. 2001; 58: 909-15. [PubMed]
  • Rahn EJ, Makriyianni A, Hohmann AG. La activación de los cannabinoides CB (1) y (2) los receptores CB suprime la nocicepción neuropático evocado por el agente quimioterapéutico vincristina en ratas. Br J Pharmacol. 2007: 1-13. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Rao VS, Menezes AM, Viana GS. Efecto de mirceno sobre la nocicepción en los ratones. J Pharm Pharmacol. 1990; 42: 877-8. [PubMed]
  • Re L, S Barocci, Sonnino S, et al. Linalol modifica la cinética de canal receptor de iones nicotínicos en la unión neuromuscular ratón. Pharmacol Res. 2000; 42: 177-82. [PubMed]
  • Richardson JD, Aanonsen L, Hargreaves KM. SR 141716A, un antagonista del receptor cannabinoide, produce hiperalgesia en los ratones no tratados. Eur J Pharmacol. 1997; 319: R3-4. [PubMed]
  • Richardson JD, Aanonsen L, Hargreaves KM. efectos antihiperalgésica de los cannabinoides de la columna vertebral. Eur J Pharmacol. 1998a; 345: 145-53. [PubMed]
  • Richardson JD, Aanonsen L, Hargreaves KM. Hipoactividad de los resultados del sistema cannabinoide espinales en la hiperalgesia NMDA-dependiente. J Neurosci. 1998b; 18: 451-7. [PubMed]
  • Richardson JD, Kilo S, Hargreaves KM. Los cannabinoides reducen la hiperalgesia y la inflamación a través de la interacción con los receptores CB1 periféricos. Dolor. 1998c; 75: 111-9. [PubMed]
  • Rog DJ, Nurmiko T, Friede T, et al. Ensayo controlado aleatorio de la medicina basada en cannabis en el dolor neuropático central debido a la esclerosis múltiple. Neurología. 2005; 65: 812-19. [PubMed]
  • Russo E. cannabis para el tratamiento de la migraña: La prescripción de una vez y futuro? Una revisión histórica y científica. Dolor. 1998; 76: 3-8. [PubMed]
  • Russo EB. Cáñamo para el dolor de cabeza: un examen a profundidad histórica y científica de cannabis en el tratamiento de la migraña. Journal of Cannabis Therapeutics. 2001; 1: 21-92.
  • Russo EB. La deficiencia clínica endocannabinoide (CECD): ¿Puede este concepto explicar los beneficios terapéuticos del cannabis en la migraña, fibromialgia, síndrome del intestino irritable y otras enfermedades resistentes al tratamiento? Neuroendocrinol Lett. 2004; 25: 31-9. [PubMed]
  • Russo EB. El papel del cannabis y los cannabinoides en el tratamiento del dolor. En: Cole BE, Boswell M, editores. Weiners Manejo del Dolor: Una guía práctica para los médicos. 7. Boca Ratón, FL: CRC Press; 2006a. pp. 823-44.
  • Russo EB. La solución al problema de cannabis medicinal. En: Schatman ME, editor. Las cuestiones éticas en el tratamiento del dolor crónico. Boca Raton, FL: Taylor & Francis; 2006b. pp. 165-194.
  • Russo EB, Guy GW. La historia de dos cannabinoides: el fundamento terapéutico para la combinación de tetrahidrocannabinol y cannabidiol. Las hipótesis Med. 2006; 66: 234-46. [PubMed]
  • Russo EB, Guy GW, Robson PJ. El cannabis, el dolor y el sueño: lecciones de los ensayos clínicos terapéuticos de la medicina basada en cannabis Sativex. Biodiversidad Chem. 2007a; 4: 1729-1743. [PubMed]
  • Russo EB, Mathre ML, Byrne A, et al. El consumo crónico en la investigación de nuevas Programa de Medicamentos compasivo: Un examen de los beneficios y los efectos adversos del cannabis clínica legal. Journal of Cannabis Therapeutics. 2002; 2: 3-57.
  • Samaha AN, Robinson TE. ¿Por qué la rápida liberación de fármacos al cerebro a promover la adicción? Trends Pharmacol Sci. 2005; 26: 82-7. [PubMed]
  • Sarchielli P, Pini LA, Coppola F, et al. Los endocannabinoides en la migraña crónica: hallazgos en el LCR indican un fallo del sistema. Neuropsicofarmacología. 2007; 32: 1384-1390. [PubMed]
  • Schaefer CF, Brackett DJ, Gunn CG, et al. Disminución de la agregación plaquetaria después de fumar marihuana en el hombre. J Med Assoc Estado de Oklahoma. 1979; 72: 435-6. [PubMed]
  • Schley M, Legler A, Skopp G, et al. Delta-9-THC basado en monoterapia en pacientes con fibromialgia sobre el dolor inducido experimentalmente, llamarada reflejo axonal, y el alivio del dolor. Curr Med Res Opin. 2006; 22: 1269-1276. [PubMed]
  • Shen M, Piser TM, Seybold VS, et al. agonistas de los receptores de cannabinoides inhiben la transmisión sináptica glutamatérgica en cultivos de hipocampo de rata. J Neurosci. 1996; 16: 4322-34. [PubMed]
  • Smith NT. Una revisión de la literatura publicada en los síntomas de abstinencia de cannabis en usuarios humanos. Adicción. 2002; 97: 621-32. [PubMed]
  • Solowij N, Stephens RS, Roffman RA, et al. El funcionamiento cognitivo de los grandes consumidores de cannabis a largo plazo que buscan tratamiento. JAMA. 2002; 287: 1123-1131. [PubMed]
  • Spadone C. neurophysiologie du cannabis [Neurofisiología del cannabis] Encephale. 1991; 17: 17-22. [PubMed]
  • Stott CG, Ayerakwa L, Wright S, et al. 17ª Simposio Anual sobre los cannabinoides. Saint-Sauveur, Quebec, Canadá: Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; 2007. La falta de citocromo humano P450 inducción por Sativex; pag. 211.
  • Stott CG, Guy GW, Wright S, et al. Los efectos de los extractos de cannabis Tetranabinex y Nabidiolex en la actividad humana de la ciclooxigenasa (COX). Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; Junio ​​de 2005; Clearwater, FL. 2005a.
  • Stott CG, Guy GW, Wright S, et al. Los efectos de los extractos de cannabis Tetranabinex y Nabidiolex en citocromo P450 humano metabolismo mediado. Asociación Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; 27 de junio de 2005; Clearwater, FL. 2005b. pag. 163.
  • Strangman NM, JM Walker. Cannabinoide WIN 55.212-2 inhibe la facilitación de la actividad que dependen de las respuestas nociceptivas espinales. J Neurophysiol. 1999; 82: 472-7. [PubMed]
  • Svendsen KB, Jensen TS, Bach FW. ¿El dronabinol cannabinoide reducir el dolor central en la esclerosis múltiple? Aleatorizado doble ciego con placebo controlado ensayo cruzado. BMJ. 2004; 329: 253. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Tambe Y, Tsujiuchi H, Honda G, et al. citoprotección gástrica del no esteroide anti-inflamatorio sesquiterpeno, beta-cariofileno. Planta Med. 1996; 62: 469-70. [PubMed]
  • Tashkin DP. Fumado marihuana como una causa de la lesión pulmonar. Monaldi Arco Dis pecho. 2005; 63: 93-100. [PubMed]
  • Topol EJ. A falta de la salud pública rofecoxib, Merck y la FDA. N Engl J Med. 2004; 351: 1707-9. [PubMed]
  • Volfe Z, Dvilansky A, permisos de estudios Nathan I. Los cannabinoides de la serotonina de las plaquetas inducida por plasma de los pacientes con migraña. Int J Clin Pharmacol Res. 1985; 5: 243-6. [PubMed]
  • Wade DT, Makela P, Robson P, et al. Hacer extractos medicinales a base de cannabis tienen efectos generales o específicas sobre los síntomas de la esclerosis múltiple? Un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo en 160 pacientes. Mult Scler. 2004; 10: 434-41. [PubMed]
  • Wade DT, Makela PM, Casa H, et al. El uso a largo plazo de un medicamento basado en el cannabis en el tratamiento de la espasticidad y otros síntomas de la esclerosis múltiple. Mult Scler. 2006; 12: 639-45. [PubMed]
  • Wade DT, Robson P, Casa H, et al. Un estudio controlado preliminar para determinar si los extractos de toda la planta de cannabis pueden mejorar los síntomas neurogénicos intratables. Clin Rehabil. 2003; 17: 18-26. [PubMed]
  • Walker JM, Hohmann AG, Martin WJ, et al. La neurobiología de la analgesia cannabinoide. Life Sci. 1999a; 65: 665-73. [PubMed]
  • Walker JM, Huang SM, Strangman NM, et al. El dolor de modulación de la liberación de la anandamida cannabinoide endógeno. Proc Nat Acad Sci EE.UU.. 1999b; 96: 12198-203. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Walker JM, Huang SM. La analgesia cannabinoide. Pharmacol Ther. 2002; 95: 127-35. [PubMed]
  • Ware M, Wang W, Shapiro S, et al. 17ª Simposio Anual sobre los cannabinoides. Saint-Sauveur, Quebec, Canadá: Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides; 2007. cannabis fumado para el dolor neuropático crónico: resultados de un estudio piloto; pag. p31.
  • Wirth PW, Watson ES, ElSohly M, et al. propiedades anti-inflamatorias de cannabicromeno. Life Sci. 1980; 26: 1991-5. [PubMed]
  • Wright S. GWMS001 y GWMS0106: mantenimiento de cegamiento. Londres: GW Pharmaceuticals; 2005. p. 8.
  • Zajicek J, Fox P, Sanders H, et al. Los cannabinoides para el tratamiento de la espasticidad y otros síntomas relacionados con la esclerosis múltiple (estudio CAMS): ensayo controlado aleatorio multicéntrico, controlado con placebo. Lanceta. 2003; 362: 1517-1526. [PubMed]
  • Zajicek JP, Sanders HP, Wright DE, et al. Los cannabinoides en el estudio de la esclerosis múltiple (CAMS): los datos de seguridad y eficacia durante 12 meses de seguimiento. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2005; 76: 1664-9. [PMC libres artículo] [PubMed]
  • Zuardi AW, Guimaraes FS. El cannabidiol como ansiolítico y antipsicótico. En: Mathre ML, editor. El cannabis en la práctica médica: una visión jurídica, histórica y farmacológica del uso terapéutico de la marihuana. Jefferson, Carolina del Norte: McFarland; 1997. pp. 133-41.

Se proporcionan artículos de Terapéutica Clínica y Gestión de Riesgos aquí por cortesía de Dove Press

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...